Inicio > Noticias > 2001 > Una proteina enciende y apaga la produccion de grasas

Una proteina enciende y apaga la produccion de grasas

Washington, 10 ago (EFE).- Los científicos han identificado una proteína que funciona como un interruptor, encendiendo y apagando la producción de grasa en el cuerpo, y esto podría aclarar algunos mecanismos de la obesidad, según un artículo que publica la revista "Science".

En Estados Unidos hay unos 97 millones de personas, esto es, el 55 por ciento de la población adulta, que tienen exceso de peso o son obesas, según el Instituto Nacional de la Salud, que considera este problema una "epidemia" que le cuesta al país unos 100.000 millones de dólares anuales.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Michigan ha determinado que una proteína, llamada Wnt-10b, actúa como una señal que indica a las células la forma en que han de desarrollarse e impide que se conviertan en grasa cuando está activa.
Cuando la proteína está "apagada" o se encuentra en el organismo en niveles bajos es cuando se produce la grasa.

"La señal de la Wnt funciona como un 'interruptor' de la grasa", dijo Sarah Ross, estudiante de posgrado que dirigió el estudio. "Cuando la proteína está presente y activa se reprime la producción de grasa, y cuando no está, comienza el proceso de producción de grasa".
El alto coste que para el país suponen el problema del exceso de peso y la obesidad incluye los tratamientos para adelgazar, porque las personas con peso excesivo corren un riesgo mayor de padecer enfermedades como hipertensión arterial, patologías cardiovasculares, diabetes, infarto, problemas de vesícula, osteoartritis y ciertos tipos de cáncer.

El Instituto Nacional de Salud indica que todos esos riesgos afectan en mayor medida a las personas con exceso de grasa en la región abdominal, esto es, con un perímetro de cintura de más de 101,5 centímetros en los hombres y de más de 89 centímetros en las mujeres.

El profesor de fisiología Ormond MacDougald, que supervisó el trabajo de los investigadores, dijo que el hallazgo sobre la Wnt-10b "no significa que habrá una cura para la obesidad la semana próxima".
"La obesidad es un problema complicado, controlado principalmente por centros en el cerebro que operan sobre nuestro apetito y el metabolismo", agregó.
La importancia de este estudio, agregó MacDougald es que ayuda a que los científicos comprendan la forma en que se desarrolla la obesidad.

Todas las células matrices se originan como células precursoras, o un modelo básico que tiene la capacidad de desarrollarse de manera especializada, por ejemplo como células de los huesos, o de la sangre.
El equipo encabezado por Ross expuso células precursoras de grasa a la proteína Wnt.

"Es como si durante el desarrollo, la señal de la Wnt le dictara a las células la instrucción: 'vas a ser una célula de grasa, o una célula de músculo'", agregó. "Este mecanismo de señal contribuye a guiar el destino de la célula".
Por ejemplo, las células precursoras de tejido muscular se convirtieron en células de grasa cuando se suprimió la proteína Wnt, y esto sugiere que el mecanismo para producción de grasa es una especie de proceso por omisión para, al menos, esas células en particular.

Los factores más comunes que contribuyen al exceso de peso y la obesidad son la falta de adecuado ejercicio físico y la ingestión de más alimentos de los necesarios.
Hay sin embargo otras causas que provocan la obesidad, como algunas enfermedades y medicamentos, y las causas varían con la edad y el sexo.
Washington, 10 ago (EFE).- Los científicos han identificado una proteína que funciona como un interruptor, encendiendo y apagando la producción de grasa en el cuerpo, y esto podría aclarar algunos mecanismos de la obesidad, según un artículo que publica la revista "Science".
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 4509 veces