Inicio > Foros > Foros-detalle

Nuestros foros de discusión

A algunos gordos los dicriminan pero otros se autodiscriminan.

por zulema hernandez
miércoles, 02 julio 2003
basandome en el caso de mi madre y el mio.Pienso que son totalmente diferentes y creo que todos los casos de obesidad tienen su porque y son diferentes.Les cuento:mi madre es bastante gorda y siempre hizo intentos de bajar de peso muchas veces lo logro para luego muy rapido estar en la misma situacion, en el caso de ella siempre se autorepudio siempre piensa que la estan mirando mal o criticando cuando yo veia que no era asi ,cabe decir que yo tengo 26 años y despues de tener a mi bebe( que va a cumplir un añito dentro de poco) quede con 26 k de mas ahora me quedan 12 y estoy en tramites de perderlos,pero yo salia a la calle con mi gordura y me importaba y de echo me importa un pepino lo que este haciendo el resto de la gente nunca me entere si era criticada o no. Yo no estoy conforme con como estoy pero creo que no gano nada peleando con los demas sino que tengo que pelear con mis kilos,mi voluntad y mi "autolastima" para superar este trance.Yo no consumo productos de ningun tipo para adelgazar simplemente cuando mi voluntad me lo permite hago una dieta,pero no me molesta que se anuncien productos en la pagina como asi no me molesta que mis amigas comenten que estan gordas cuando parecen modelos porque creo que la persecucion esta en uno mismo y no sera que ese sentimiento tambien complica cualquier intento por adelgazar? no se pero seria un tema bueno para que si hay algun psicologo en la vuelta desarrollara este tema.un saludo enorme a todos mis colegas([email protected])

Respuesta de cielo hurtado

jueves, 02 octubre 2003
Hay que pasar de la gente, Ainhoa, la mayor parte de las veces sólo les servimos de punto de referencia, sabes, como "¿dónde está fulano? A la izquierda de la gorda esa" (palabra que alguna vez he oído eso en clara referencia a mí), y otras veces servimos de carnaza en sus conversaciones, y sin querer damos vidilla a sus insulsas vidas. Pero tenemos una opción más, con la que ellos no cuentan, y es cuando dicen "¡Caray, cómo has adelgazado!" y es ahí cuando a ellos no les queda más remedio que cambiar el chip y admitir que los gordos no somos unos simples zampabollos sin voluntad, que somos capaces de cambiar nuestra realidad, y dejar de ser la carnaza de sus reuniones o el punto de referencia del que hablaba antes. Y no es una cuestión de estética, sino de salud, incluyendo la salud mental en temas como la recuperación de la autoestima y la confianza en una misma. Estoy a dieta, he perdido 15,50 kilos, y estoy experimentando una mejoría a nivel general, eso es lo que importa, la gente que arregle sus problemas, que de los nuestros ya nos encargamos nosotros. Nada más, un beso de ánimo, Axiel