Inicio > Foros > Foros-detalle

Nuestros foros de discusión

La gordura y los pensamientos

por Mr.x xx x
sábado, 01 noviembre 2003
Pensando Gordo Los gordos tenemos una característica que nos distingue de los demás, seguramente creen que me refiero a la voluminosa masa que en la que gastamos todos los días nuestros esfuerzos para poder moverla, acicalarla, meterla en el autobús o en el mejor de los casos en el automóvil. Pero no, el volumen de nuestros cuerpos no es lo que nos diferencia de nuestros congéneres delgados, es la forma en que pensamos lo que nos hace diferentes. Déjenme les comento por que creo esto. Yo estoy gordo y más o menos pienso así, quizás algunos de ustedes que también tienen sobrepeso se reconozcan en lo que digo: Cuando me encuentro en un lugar que es agradable, lleno de luz, refrescante, divertido, etc. muy seguido pienso lo doblemente agradable que seria ese mismo lugar si tuviera un sándwich (o dos) de jamón para comerlos ahí. Cuando en la dulcería el cine me repito intermitentemente que solo compraré una golosina y a la hora que me la dan pienso rápidamente, “si me como esos nachos se me va a secar la boca a media película” así que antes que me pregunten si es todo, ordeno un refresco y justo cuando voy a pagar pienso que “un chocolate no estaría mal como postre y el cine sin chocolate como que no sabe, al fin que no voy a cenar”. Pero al salir del cine el pensamiento de no cenar se convirtió en “…bueno, no voy a cenar demasiado y en el primer carrito de hot dogs me quedo varado y como un hot dog no es mucho pues pido otros dos “al fin que de adolescente me comía cinco tres no son nada.” Cuando veo una caja de chocolates que le regalaron a mi mama pienso que “si me como uno ni siquiera lo notará y si no nota si falta uno pues tampoco notará si faltan tres”. En la noche cuando me da sed me acuerdo que “cuando estaba haciendo la dieta de los carbohidratos podía comer toda carne que quisiera y así que una salchicha no esta mal como botana nocturna”, pero de lo que no me acuerdo es de que la dieta no me funcionó para nada. Cuando estoy en el super haciendo las compras y pienso que voy a comprar salvado de trigo para ahora si empezar esa dieta naturista que me dijeron que si servia y luego hasta compro un tuperware nuevo para poner ahí el salvado y luego, tres semanas después tiro el salvado lleno de gorgojos, por que nunca se me antojo desayunar salvado. Cuando me veo en el espejo y me doy cuenta de la papada, de las estrías, de las lonjas etc. Y digo ahora si me pongo a dieta pero luego me pongo aquella camisa verde que me quedaba gigante el año pasado y que ahora disimula tan bien las lonjas, y pienso bueno, quizás no me veo tan mal, de hecho me veo bien. Todavía aguanto. O cuando camino mucho y llego a mi casa y veo la comida en las ollas y devoro veloz el primer plato; pienso, “no importa al fin que hoy hice mucho ejercicio y quemé grasa… creo que me voy a comer otro plato …” En fin creo que ya entendieron lo que quiero decir: La verdadera batalla no es con la báscula ni con los kilos de más, la verdadera lucha es con nuestra forma de pensar por que eso es lo que nos hace y nos mantiene gordos; al menos yo no conozco ningún flaco que por perder una comida piense que necesita comer más en la cena para reponer lo no comió y ninguna persona delgada piensa “si me dejan ahí esa caja de galletas me la voy a acabar…" y con la ultima galleta tampoco piensa “se los dije, para que me la dejan ahí”. Compañeros si queremos dejar de ser gordos tendremos que empezar por cambiar nuestros pensamientos, no nuestros hábitos alimenticios ya estuvo bueno de pedir una diet para empujarnos 15 tacos al pastor y sentir que nos estamos sacrificando por que no nos tomamos la coca normal. Si cambiamos lo que pensamos quizás cambiemos nosotros mismos, si dejamos de pensar como gordos quizás dejemos de serlo

Respuesta de berenice altamira alonso

sábado, 01 noviembre 2003
me he reido tanto con tu escrito, pero a la vez me vi refejada , gracias me encantoooo, pero ahora dime como piensan los flacos para hacer lo mismo, es cuestion de fuerza de voluntad, pero mi voluntad por comer puede mas que mi voluntad por adelgazar jajajajajajaja la verdad es que prefiero ver mi vida por el lado amable. besos

Respuesta de cielo hurtado

viernes, 17 enero 2003
¡Qué gracioso, Kim! Uhmm... no sé, no todos los obesos lo somos por glotonería. Una prima mía lo era porque tenía una disfunción hormonal que los médicos corrigieron con una medicación que le queda de por vida, y ahora está muy bien, como ella quiere. En mi caso, no se trataba tanto de picar entre horas o de comer por dos si hacía ejercicio, o de compensar una comida suave con otra más fuerte, sino de mis llamadas a telepizza o al chino un par de veces por semana(¡seguro que me echan de menos!), y es que no lo podía remediar: me encanta la pizza, y es lo que más añoro ahora que estoy a dieta, ni pasteles ni chocolates, ni nada: la pizza; supongo que era más la calidad de lo que comía que la cantidad en sí, porque yo no soy de repetir plato si algo me gusta, si vamos a eso, mis chicos comen bastante más que yo. Por otro lado, algo bastante duro me ha pasado este año ha sido que nos ha tocado una cesta de navidad de una cafetería, y se la están comiendo ellos poco a poco, todo lo que lleva, y lleva cantidad de dulces y bebidas, está prohibido para mí, es la primera vez que nos toca una cesta de esas, y yo no puedo catarla ¡es duro! pero no lo he hecho, no me engaño a mí misma diciendo que un mantecado más o menos nadie lo va a notar, lo noto yo, y ya está. No cuela eso de tratar de engañarme a mí misma, yo soy la perjudicada, tengo la tentación continuamente acechándome, pero he decidido ser honesta conmigo misma, y cuando me vienen las ganas, me hago un té, y listo. Y si yo lo hago, puede todo el mundo, que no soy nada del otro mundo, ni nunca me he destacado especialmente por mi fuerza de voluntad, ahora estoy fumando más que nunca (medio paquete diario, que para mí es muchísimo), con todo no puedo ¿lo veis? Creo que la clave es quererte a ti mismo, y cambiar las cosas de ti que no te gustan o perjudican tu calidad de vida. Lo de la estética es una estupidez más de la sociedad de consumo, que esa no sea la motivación principal. Un saludo motivado, Axiel

Respuesta de norma roca

lunes, 20 enero 2003
Es curioso que digas lo de los carbohidratos, yo estoy haciendo esa dieta y en 3 meses y pico he perdido 14 kilos. ademas si te fijas casi todo lo que dices que te apetece comer esta cargado de CH: chocolate, pan, nachos, refrescos.... en fin que a mi tambien se me van los ojos detras de los pastelitos, los macarrones,el arroz y las patatas, pero ahora que peso 76 kilos pienso que vale la pena el sacrificio. Y aun lo creere mas cuando llegue a los 70 k. y baje una o dos tallas mas de pantalones.