Inicio > Foros > Foros-detalle

Nuestros foros de discusión

Aprende a ser feliz siendo gordita

por yveda yveda
jueves, 11 septiembre 2008

Tomado de Zona Mujer

Link

Aprende a ser feliz siendo gordita

10 de septiembre de 2008

Muchas mujeres, son víctimas de la dieta durante todo el año y sobre todo en temporadas claves como después de Navidad o del verano. La satisfacción que da la comida se ve truncada por tener que ser de una determinada manera y por luchar contra la propia naturaleza.

Famosas gorditas y estilosas 

SANTIAGO, septiembre 10.- A menudo nos encontramos mujeres eternamente a dieta intentando llegar a un peso impensable para su estatura o para su constitución ósea. Realmente es una meta que nunca van a cumplir, con lo cual se sentirán insatisfechas siempre.

Los valores realmente importantes

En el momento de la comida de Navidad por ejemplo, seguramente se encuentran contentas de poder comer todo lo que desean, se han dado permiso para pasarse la dieta y están tan contentas. ¿Porqué no consiguen mantener este criterio en su mente para poder se felices? No todos los días hay comida de Navidad, con lo cual no todos los días se darán un atracón , por lo tanto no engordarán como se espera.

Muchos días tocará ensalada o algo rápido porque no hay comida preparada. A largo plazo todo se compensa y al finalizar el año, tal vez se encuentran igual que cuando empezaron. Entonces, ¿por qué no son capaces de hacer la dieta que les apetece y se encuentran siempre con la barrera de los kilos?

Aquí, las características de personalidad juegan un papel importante: suelen ser personas que necesitan la aprobación de los demás para ser felices, necesitan que los demás las valoren y se centran en el aspecto físico como única arma para ser valoradas.

Realmente es un error porque tarde o temprano se pierde ese aspecto debido a los años y lo que queda son otros valores mucho más importantes, como la simpatía, generosidad, amabilidad, compañerismo, etc.

Si nos centramos en el aspecto físico y damos de lado otras de nuestras virtudes, estamos enseñando a los demás a que somos guapos o guapas y ya está. Estamos de acuerdo que esta sociedad es lo que nos ha enseñado: hay que ser guapo y estar delgado, pero yo me pregunto ¿de qué sirve eso ante un problema con un amigo? ¿ o ante una discusión familiar? ¿o ante una mala relación de pareja? Seguro que para resolver estos problemas, necesitaremos otras virtudes y el ser guapo o feo no tendrá importancia.

Además, seamos coherentes, el canon de belleza que nos venden en TV y en Revistas de moda no es precisamente el de la mujer española que por norma y tradición tiene curvas y es de constitución fuerte (aunque hay de todo). No puedes pedir a una brasileña que no tenga caderas o a una nórdica que sea bajita y esquelética (suelen ser grandes y fuertes). Por lo tanto, muchas veces nos encontramos luchando contra nuestros genes y contra la propia evolución de la especie.

Ser el centro de las miradas

El problema de la obesidad o de ser gordita también viene unido a la idea de ser observado por los demás. Personas muy vergonzosas o que se creen el centro de todas las miradas debido a sus complejos pretenden mantener esas miradas a raya manteniendo un peso óptimo.

Realmente, en la mayoría de los casos, esas miradas son fruto de su imaginación, si realmente echase un vistazo a su alrededor, comprobaría que hay pocas Noemí Campbel en la cola del super o en la del cine.

La mayoría de las personas de nuestro alrededor son normales y corrientes, muchas con sobrepeso y las vemos como algo normal, no nos fijamos en ellas especialmente. ¿Porqué creer que con nosotros si lo hacen? Es una idea errónea que nos martiriza y poco útil para enfrentarnos a la vida.

Lo más importante par poder superar la manía de estar a dieta es plantearte qué es lo que realmente quieres tú. ¿Te gusta comer? ¿Te apetece tomar postre? ¿Te encuentras contenta comiendo chocolate?

Evita las comparaciones

Entonces porqué no hacerlo, ¿quien te lo impide? no tienes que darle explicaciones a nadie ni demostrar nada. Los canones de belleza están hechos para modelos y artistas, la gente llana de la calle tiene otras cosas más importantes en las que pensar.

Decide qué es lo que quieres hacer e intenta alegrarte por ello. No te sientas culpable, no haces nada malo. Quítate de la cabeza todas esas normas estrictas que te incapacitan y sé libre para decidir por ti misma. No dejes que decida tu dieta diaria la TV o las revistas, es absurdo. Si tu grupo de amigas son monas y guapas, tal vez tu no lo seas tanto, pero no lo serás por dejar de comer.

Dedícate tiempo para ti. Cómprate ropa que te siente bien y te favorezca, arréglate para salir y ponte guapa. Las gorditas también tiene su público, pero debes prepararte para ese público, si no te quieres y no te mimas, se notará y no se fijaran en ti.

Luciendo michelín

Cuando en tu grupo de referencia o en tus amistades hay gente más guapa que tu o más delgada, evita la tendencia a compararte con ellas, probablemente les falte otras virtudes que tú si tienes y hemos quedado que la delgadez no es lo único.

A la hora de conocer a gente nueva, derrocha simpatía o alegría y tendrás muchos puntos. La gente agradable anima la reunión y puede resultar grata a los demás independientemente de cómo sea fisicamente. Compararte con los demás cuando sales perdiendo no te ayuda en nada, con lo cual cambia esa comparación por un listado de tus virtudes. También puedes decirte "no soy peor ni mejor que, sólo soy yo".

Levántate por la mañana todos los días y dite algún piropo delante del espejo, refuerza tus puntos fuertes y cree en ellos. Ocúpate de ir arreglada en todo momento y de sentirte guapa, no te dejes. Por la noche prepara la ropa para el día siguiente , así no perderás tiempo y evitarás ponerte lo primero que pilles. Organiza tu tiempo para poder estar mejor.

Necesitarás reforzar tu autoestima para poder creerte que tienes valor por ti misma, sin necesidad de un cuerpo 10, solo el hecho de ser persona te dice que ya vales, además, seguro que has conseguido algún logro personal, con lo cual esto suma puntos a tu base personal. No seas negativa y aprende a valorar tus puntos fuertes. Si tu tendencia es hacer lo contrario estarás perdida. La victimización y el catastrofismo solo sirven para hundirse más. No veas las cosas bajo puntos extremos, frases como "es lo pero que me podía ocurrir, he engordado", "Pepita es guapísima y yo feísima", etc. No sirven para reforzar la confianza en ti misma.

Deséchalas de tu vocabulario inmediatamente y sustitúyelas por otras más intermedias y menos derrotistas. "que guapa es Pepita" o "he cogido peso, intentaré perderlo con ejercicio, no hay que preocuparse" realmente tienen el mismo significado pero la persona que las enuncia es más positiva, no se compara y busca soluciones a sus problemas sin ir de victima. Esa es la diferencia.