Inicio > Foros > Foros-detalle

Nuestros foros de discusión

Obesidad, Que No Se Le Arme La Gorda

por yveda yveda
lunes, 07 julio 2008

 Tomado del Diario El Tiempo

 "

Obesidad, Que No Se Le Arme La Gorda

Con todo lo que se dice acerca del sobrepeso, la obesidad y las dietas, es posible que a usted se le esté armando la gorda en la cabeza.

He aquí la discusión de varias ideas sobre el tema, ciertas y falsas, que pueden orientarlo a la hora de encontrar la explicación a esos kilitos de más: Aguantando hambre se acaba la obesidad para siempre .

Falso. Según Atala Fortuna, nutricionista, la modificación de los hábitos alimentarios es importantísima, pero no sirve si no es permanente, debido a que la tendencia a la obesidad nunca se acaba. No se debe aguantar hambre sino llevar una dieta balanceada.

La obesidad es un exceso del almacenamiento de energía en el tejido adiposo (tejido graso) que depende de una compleja red de variables genéticas, nutricionales, sicológicas, sociales, ambientales y del gasto energético , dice el médico endocrinólogo Rafael Gómez-Cuevas, presidente de la Asociación Colombiana de Obesidad y Metabolismo (Ascom).

Según Gómez-Cuevas, otros factores que ayudan a acumular grasa son la sobrealimentación, el consumo de grasas saturadas y carbohidratos, el bajo nivel de actividad física, y un mayor consumo de alcohol.

La obesidad se puede heredar .

Cierto. Pablo Aschner, médico endocrinólogo, profesor de la Universidad Javeriana, afirma que la obesidad tiene una gran base genética. Se están encontrado defectos genéticos específicos que quizás podrían explicar el porqué unas personas tienden a la obesidad y otras no .

Sobre la herencia se sabe que cuando ninguno de los padres es obeso, la posibilidad de desarrollar la obesidad (en los hijos) es 10 por ciento; si uno de ellos lo es, asciende al 40 por ciento, y si ambos lo son, el riesgo llega al 80 por ciento , agregó.

Los estados de ánimo influyen en los problemas de obesidad .

Cierto. En ciertas personas existen factores emocionales que llevan a una sobrealimentación en momentos de angustia, tensión y depresión.

Las hormonas no tienen nada que ver con la obesidad .

Falso. En algunos casos, la obesidad tiene su origen en problemas endocrinológicos como hipotiroidismo (disminución de la función de la glándula tiroides). Pero esta obesidad es diferente, con características propias como la piel seca, infiltrada (con mixedema o acúmulo de sustancias bajo la piel), la persona es lenta y permanece fría , explica Aschner. De todas maneras, los trastornos hormonales son la causa de menos del uno por ciento de los casos de obesidad.

Obesidad y sobrepeso son la misma cosa .

Falso. El sobrepeso es, como su nombre lo indica, un exceso de peso en relación con el normal de la persona, pero que no alcanza los niveles suficientes como para causar problemas de salud.

La obesidad, por su parte, es más que sobrepeso; un grado más, el suficiente como para causar trastornos de salud.

Todas las obesidades son iguales.

Falso. Hay dos tipos de obesidad. La primera es la androide , que se caracteriza por el aumento de los depósitos de grasa en el abdomen. Esta se asocia con enfermedades como la hiperinsulinemia (exceso de insulina en la sangre), la diabetes mellitus (exceso de azúcar en la sangre), la hipertensión arterial, y con alteraciones en los lípidos sanguíneos. Es más frecuente o característica en los hombres.

La otra es la ginoide , que se caracteriza porque los depósitos de grasa se acumulan en la parte inferior del cuerpo, especialmente en las caderas y glúteos. Esa proporción de grasa puede aumentar con la edad, es decir que puede hacerse más notoria a medida que pasan los años. Es propia de las mujeres.

De todas maneras, tanto hombres como mujeres pueden tener uno de los dos tipos de obesidad.

La obesidad es solo un problema estético.

Falso. La obesidad también es un problema de salud. Puede ser causa de diabetes y otros problemas como disfunción en los ovarios, irregularidades menstruales, menarquia temprana (que es menstruación a muy temprana edad), hipertensión, enfermedad coronaria y apneas del sueño (la persona deja de respirar mientras duerme); también puede causar cáncer endometrial, mamario, colorrectal, ovárico y de vesícula biliar.

Igualmente, se asocia con mayores riesgos y complicaciones durante el embarazo y el parto, problemas digestivos (gases, agrieras, pesadez), osteoartritis, hemorroides y otros , dice Aschner.

Apoyo total - Como existen múltiples causas de la obesidad también se habla de múltiples tratamientos. Cada caso es particular y específico y requiere de apoyo multidisciplinario: médico, nutricional, sicológico y farmacológico. Busque orientación.

- Siga una dieta balanceada, completa, suficiente y adecuada a sus necesidades calóricas.

- Haga ejercicio en forma continua, media hora diaria, mínimo tres veces por semana.

- A veces el problema de la obesidad crea traumas y complejos que necesariamente requieren de un manejo sicológico. La asesoría sicológica también es indicada para tratar la ansiedad y la angustia que a hacen comer en forma desmedida, o la adicción por la comida.

- Eduque a los niños sobre los buenos hábitos alimenticios y créeles amor y gusto por la actividad física.

Obeso o no? Calcule Si usted quiere saber si está dentro de los parámetros normales de peso, solamente debe hallar el denominado índice de masa corporal.

Divida su peso en kilogramos por la talla en metros elevada al cuadrado.

En el caso de los hombres, si el resultado está entre 20 y 25 se considera un peso normal. Para la mujer, se habla de peso normal si el resultado está entre 20 y 24.

En el caso del hombre, si está entre 25 y 29, se habla de sobrepeso; igualmente en el caso de la mujer, si está entre 24 y 29.

Si están por encima de 30, se habla de franca obesidad, o sea de un problema o enfermedad que requiere tratamiento.

He aquí un ejemplo: si usted pesa 60 kilos, y mide 1,65 metros, debe hacer la operación así: 60 dividido entre (1,65x1,65) = 60 dividido 2,72 = 22,05. Es decir, está en el peso normal.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Salud
Fecha de publicación
14 de abril de 1996"