Inicio > Foros > Foros-detalle

Nuestros foros de discusión

La gordura no es un chiste

por yveda yveda
viernes, 11 enero 2008
Tomado de: http://www.laopinion.com


%5bILUSTRACIÓN: LUIS CAMPERO%5d ()
La gordura no es un chiste

Antes de burlarte de los gorditos, piensa que el sobrepeso es algo que deberías tomar muy en serio

Tío Caimán
Especial para ‘Domingo’

02 de septiembre de 2007

‘¿Usted sabía que había una persona tan gorda que para caminar por la calle necesitaba traer placas en la espalda?… Ja, ja, ja’, soltó la carcajada Canario, aunque Interneto sólo se quedó observándolo.

!¿Sabía que había otra persona tan gorda, tan gorda, que en lugar de manejar con las manos movía el volante del auto con la barriga?!, insistió Canario con sus bromas.

!Mire, la verdad es que la gordura no es una cosa de risa!, dijo muy seriamente Interneto.

!Actualmente hay una ‘epidemia de gordos’, y en Estados Unidos el único estado que no tiene tantos es Colorado, ¿no leyó las noticias?!.

!Bueno, sí, pero, le voy a dar una larga lista de gorditos simpáticos y de cosas que hacen pensar que la gordura no es tan complicada:

Los padres de familia se expresan su cariño diciéndose: !Mi gordita, mi gordito…!

El pintor Fernando Botero pintó a mucha gente gordita y a mucha gente le gusta sus cuadros…

Capulina fue un personaje muy querido en el cine mexicano, y era gordo...

Luciano Pavarotti es un gordito que tiene una gran voz….

Los gorditos casi siempre son muy simpáticos…

En Los Ángeles, si caminas por la calle es más fácil encontrarse un gordito, que un centavo tirado en el suelo…!

!Sí, pero eso no significa que esté bien todo!, dijo Interneto. !Hay un dicho que dice: ‘De tragones y panzones están hechos los panteones’. La gordura no es una buena idea. La gordura hace que ahora hasta los niños tengan enfermedades que antes solamente les daban a los adultos, como la diabetes. Además, así como muchos padres se dicen ‘gordito’ o ‘gordita’, eso no quiere decir que esté bien. Igual, muchas veces se ofenden o se dicen chistes, como ese de: ‘Pareces una modelo, pero de cerveza de barril’!.

¿Por qué gordura?

La gordura es cuando el cuerpo de las personas acumula un exceso de grasa en sus tejidos. Al principio no se nota mucho, son si acaso unas !llantitas! alrededor de la cintura, luego parecen !llantas de doble rodada! y finalmente es como si a las personas las inflaran como a los !brincolines! (jumpers).

La gordura era una forma en que el cuerpo almacenaba un poco de grasa —como otros animales— para cuando no hubiera mucha comida poder transformarla en energía. Las calorías —la gasolina del cuerpo— que no se usa se guarda como grasa.

Eso quizá no era un problema cuando las personas vivían en cuevas y andaban cazando animales de un lugar a otro. Algunas veces no cazaban ningún animal y tenían que guardar !reservas! de energía en su cuerpo, pero ahora la comida está más asegurada y la gente camina menos y no hace tanto esfuerzo físico.

Ahora la gente come menos variedad de alimentos, y los que come casi siempre tienen más calorías de las que necesita.

Los niños de antes salían a la calle a jugar canicas, brincar a la cuerda, jugar futbol, andar en bicicleta. Los niños de ahora se quedan en casa a ver televisión y a jugar con videos electrónicos.

A los niños de antes, sus padres los mandaban a la escuela con una torta y una fruta en la mochila para que comieran a la hora del recreo. Los niños de ahora, muchas veces sólo comen pizza y hamburguesas en la escuela.

Qué problemas causa

Si tú padeces gordura desde que estás chico, es más probable que de adulto te cueste trabajo tener un peso normal y que desarrolles enfermedades como la diabetes y las del corazón.

Aunque muchos papás creen que sus hijos !están bien comidos! y están sanos, los niños gordos tienen menos energía y se cansan más fácilmente para casi todo: jugar, estudiar, bailar…

¿Qué puedes hacer?

Lo primero es que así como sabes cómo funciona el cambiador de canales de la televisión y tus juegos electrónicos, debes saber más de cómo funciona tu cuerpo y las cosas que le hacen bien.

Una vez aprendiendo esto, puedes incluso cambiar la forma en que se come en tu casa y hacer que hasta tus mismos papás tengan una vida más sana.

Come más cosas de colores: frutas rojas, hojas verdes, raíces anaranjadas… Haz más ejercicio con las piernas y menos con los dedos (eso no quiere decir que no hagas tus tareas, sino que no juegues tantos juegos electrónicos).

Acompaña a caminar a tus padres.

Inscríbete en un equipo deportivo.

Hacer y deshacer

Algunas veces es difícil salir muy lejos a hacer ejercicio o a jugar.

Cuando esto ocurra, trata de mantenerte en forma en tu casa con actividades que, aunque no son tan rápidas como un partido de futbol, queman unas cuantas calorías... ¿Ya arreglaste tu cuarto?