Inicio > Foros > Foros-detalle

Nuestros foros de discusión

SUBIR Y BAJAR DE PESO (Paty Padrón)

por Oiram Luna Ch.
miércoles, 06 junio 2007
 

Hola a [email protected]
Leyendo los mensajes del foro veo como en varios mensajes se repiten las preguntas: por qué engordamos?? qué hace que volvamos a subir los kilos que ya bajamos?? etc.
Pienso que cada caso es especial en si mismo y tiene características particulares pero con la experiencia de cada uno podremos tal vez ir sacando conclusiones y ayudarnos mutuamente.


Les cuento mi caso.
Yo nunca fui obesa, sólo gorda a niveles bastante manejables si tomamos en cuenta que bajar 15 o 20 kilos de mas nunca es tan complicado como bajar 50, 60 o mas... sin embargo como todo ser humano considero que MI PROBLEMA es el más grande, el más difícil y el menos controlable, así pensamos todos y estamos en nuestro derecho no sólo a pensar así, sino también a buscar las soluciones adecuadas.

De niña y adolescente fui delgada, fue luego de mi primer embarazo que comenzaron las dificultades para obtener el peso correcto pero al principio no le di mucha importancia, vino el segundo embarazo y ya la cosa se estaba poniendo más complicada pero siguió pasando el tiempo sin que tomara medidas. Ya muy cerca de los 30 años (ahora tengo 37 y 3 hijos) comencé a preocuparme realmente por el asunto del sobrepeso, pensaba que con un poco de dieta y verdadera fuerza de voluntad podía retomar el camino correcto, sin embargo no fue tan sencillo…

Yo creo que no hay nadie en el planeta que haya hecho más y “mejores” dietas que yo, no existía ningún producto que yo no probara, ni terapia alternativa que no me aplicara, pasé por la acupuntura, las hierbas, los masajes, polvos y batidos, inyecciones (hasta placenta de ovejo me metí en el cuerpo), toooodo, de cualquier manera que se me prometiera el tan ansiado control de peso iba a buscarlo y a probarlo. Obviamente fueron varios años probando aquí y allá hasta que un buen días ZAS Comencé a bajar de peso de forma increíble. Mientras más días menos kilos, lástima que al mismo tiempo también tenía menos pelo en mi cabeza y más pelos locos en otras partes del cuerpo donde antes no existían, menos kilos y menos fuerzas, menos kilos y más tristeza, menos kilos y patética e irremediablemente menos salud.

Entraba y salía de las clínicas sin que me encontraran nada que explicara mi malestar general, los dolores que tenía en todo el cuerpo y mucho menos la pérdida de peso puesto que ya no seguía ninguna dieta, al contrario, tenía que comer de todo puesto que mi debilidad cada día aumentaba.

Al final del cuento: Cáncer. Un tumor en mi riñón producido por altos contenidos de proteínas que no se metabolizaron y trajeron como consecuencia la formación de un tumor maligno de características especiales. Retiraron mi riñón izquierdo y gracias a Dios con el órgano se fue el cáncer que todavía no había hecho ninguna metástasis ni había dañado órganos cercanos. El peso??? Super bien, claro Bajé alrededor de 20 o 22 kilos en el proceso. Muy caro pagué el descontrol alimentario al que me sometí, toda la porquería que consumí buscando el peso correcto, sin contar con el daño emocional que ya estaba instalado en mi.

Antes de llegar a este punto, en los años previos y con mis problemas de peso presentes, hice ayunos macabros que luego se traducían en semanas de atracones constantes, combiné pastillas para quemar grasas con “dietas” mal llevadas, en fin, un desastre. Obvio que nunca conseguí lo que buscaba, porque podemos bajar 3 kilitos si nos lo proponemos pero si no existe el verdadero cambio en los hábitos de alimentación combinado con un control médico adecuado no estamos haciendo otra cosa que resentir nuestro organismo hasta llevarlo a niveles críticos que de alguna manera pasarán su factura.

Y hay un punto en el que quiero hacer especial énfasis: LAS EMOCIONES.

No es un secreto para ninguno de nosotros que cuando aparece la frustración por no conseguir un objetivo propuesto, comenzamos a entrar en lo que todos conocemos como un círculo vicioso, en el qué a mayores fracasos son más frecuentes los atracones con el conocido aumento de peso. A mayores desilusiones mayor tristeza y por ende se va agravando la situación. Desde mi humilde punto de vista, sin ayuda psicológica y apoyo emocional es mucho más largo el camino, no digo que no se pueda llegar al objetivo pero si considero que es mucho más difícil y más largo, incluso me atrevo a decir que sin ese apoyo extra son muchos los casos de personas que logran el peso arrastrando a cambio un daño emocional que los limita para mantenerse posteriormente, porque el problema mayor sigo pensando que lo tenemos a nivel emocional.

Hoy en día sigo manteniendo un peso corporal bastante estable, sí se mueve la balanza ocasionalmente dependiendo por supuesto del cuidado que le otorgue a mi alimentación y al cumplimiento fiel del tratamiento médico para controlar mi hiperinsulinismo (padecimiento que nunca llegaré a saber si ya lo tenía antes y por eso no bajaba de peso con las dietas o si me lo provoqué con todo el descontrol que les comenté, lo cierto es que hoy lo padezco)

En resumen en mi caso lo que me da resultado es la combinación siguiente: Hábitos alimenticios firmes y sanos, balanceando lo que como sin llegar a obsesionarme y aceptando que de vez en cuando DEBO ser permisiva sin llegar al abuso (sólo la azúcar blanca refinada está absolutamente negada en mi alimentación). Medicación responsable a los problemas metabólicos existentes y constante control médico. Apoyo profesional en el área emocional, sigo asistiendo una vez al mes a mi terapia con la psicóloga (sin sentirme loca por ello) y aceptación en cuanto a qué: La obesidad es una enfermedad que puede perfectamente controlarse pero es necesario atacarla desde TODOS los puntos asociados.

Este camino no es sencillo, nunca voy a decir que se reduce todo a tener fuerza de voluntad porque eso no es cierto, conozco muchas personas que tienen verdadera intención de controlar su obesidad y les cuesta un mundo, en realidad a mi se me “facilitó” el proceso pero a un precio que sigo considerando muy alto, sólo puedo asegurarles que desde el mismo momento en el que comprendí que debía buscar ayuda fue que todo comenzó a andar. Es eso lo único que me atrevo a recomendar, ataquemos nuestra enfermedad desde su base: nuestras emociones.

Un abrazo fuerte a [email protected], besos a los que siempre me han acompañado (hay muchos en esta página que conocen mi caso y lo vivieron conmigo) y a los nuevos integrantes que hoy transitan este espacio recuerden: SIEMPRE SE PUEDE CADA DÍA NOS REGALA UNA HOJA LIMPIA PARA SER ESCRITA POR CADA UNO DE NOSOTROS LLENÁNDOLA DE EXPERIENCIAS GRATIFICANTES Y PEQUEÑOS ÉXITOS PERSONALES.

Cariños, Paty Padrón.

Respuesta de Felix Lopez

miércoles, 06 junio 2007
paty que intensa tu experiencia,sabes hoy una amiga con cancer me pregunto: si tuvieras cancer que harias....yo creo que lo primero seria llorar..me parece muy valiente de tu parte que en lugar de preguntarte por que o despotricar contra la vida o contra dios, te pusiste la pila y aceptaste tu parte de responsabilidad y que en cierta medida fue por consecuencia de descuidos con lo que ingerias en la busqueda por bajar de peso...al final no fue del todo malo tu experiencia, recuperaste en gran medida tu salud, no obstante que el costo fue alto.......aplaudo tu valentia y enteresa, gracias por compartir tu experiencia, que sirve de reflexion para entender que no hay formulas magicas, que la unica forma real de controlar el peso es reeducando los habitos, de actividad fisica, dieteticos y hasta hemocionales, no por nada biene eso de mente sana en cuerpo sano.......:-)besos...chio

Respuesta de Lucía Garza

miércoles, 06 junio 2007
Hola Paty!!! Mil gracias por compartir tu experiencia con nosotros, yo particularmente no la conocia, y me he estremecido con tu historia... Yo tengo un hijo, de 1 añito al cual le han quitado su riñon derecho, y quizás por ese motivo me he metido más en tu historia y he arrancado a llorar.... Se fuerte, que despues de la tormenta lega la calma, disfruta la vida, de tus hijos, que sin duda son el mejor regalo y ánimo!!! Gracias por tus palabras que seguro ayudaran a muchas personas. Muchos besos!! TREMAY

Respuesta de hortencia cardona

miércoles, 13 junio 2007
hola chika... De verdad me impacto tu experiencia... Mil gracias por compartirla.. Sabes diria que ma has salvado la vida.. Porque?? bueno resulta que mis habitos alimenticios son muy desordenados.. Y sabes hase como 3 semanas descubri que tengo una gastritis erosiva porque yo sin percatarme caí en la bulimia pues me atracaba hasta mas no poder y luego vomitaba y asi esutve muchos dias hasta que el estomago se me desordeno orrible y como resultado ahora resulta que tengo gastriris... Que tal?? es mas, llego un momento en que nisiquiera mi estomago producia enzimas digestivas y llego un momento en que como no digeria la comida esta se me podria en el estomago y eso me provocaba unas flatulencias orribles unos colicos espantosos y un mal aliento de terror.. ademas de vomito y diarrea.. Y bueno todo eso producido por comer en exeso y por provocarme los vomitos ahora perfore mi propio estomago y me dañe mi aparato digestivo que se ha ido recuperando poco a poco con los tratamientos.. Fijate como son las cosas yo ya casi me graduo de sicologa y por mucho tiempo he tratado de ayudar a mucha gente con problemas de depresion ya que la parte emocional es mi fuerte, y lo que uno no se imagina es caer en algo asi... Gracias por tu experiencia, ahora si voy a tener muchisimo mas cuidado con lo que como y sobre todo la manera de comer..SUERTE¡¡¡ Besitos.. Ailleennm

Respuesta de Oiram Luna Ch.

miércoles, 13 junio 2007
Hola a quienes contestaron por aquí y a quienes me han escrito a mi correo para comentar sobre lo compartido. Besitos a cada uno. Efectivamente Ailleennm, la gran mayoría de las veces no caemos en cuenta del daño que nos estamos haciendo hasta que éste se muestra de manera contundente. Sabes que es lo mejor de todo??? que la vida nos ofrece mil y una oportunidad para darle vuelta al asunto, aprender y seguir adelante!!! Mientras esto sea así, sólo tenemos que tomar el toro por los cuernos y sobre todo: Hacerlo con una gran sonrisa!!! Somos afortunados al poder comunicar, somos afortunados por el simple hecho de poder rectificar lo que estábamos haciendo mal. Así que adelante Corazón, sigue buscando las alternativas, persigue tu salud sobre cualquier otra cosa y aquí estamos todos nosotros para celebrarlo contigo. Cariños, Paty Padrón.