Inicio > Foros > Foros-detalle

Respuesta de Felix Lopez

jueves, 17 mayo 2007
PANDITA, SI TIENES TANTO PARA DAR, SIEMPRE HABRA ALQUIEN QUE QUIERA RECIVIRLO, HAS INTENTADO CONSOLAR UNA CARA TRISTE??, DAR UNA SONRISA AL ESTRAÑO QUE SE CRUZA CONTIGO EN LA CALLE O SE SIENTA JUNTO ATI EN EL CAMION O EN LA IGLESIA??, DAR UN COMENTARIO POSITIVO A ALQUIEN QUE ESCRIBE ALGO TRISTE EN EL FORO O EN EL CHAT??, COSINAR ALGO RICO PARA ALQUIEN A QUIEN QUIERES??, DARLE UNA PALMADA EN EL HOMBRO A UN COMPAÑERO DE TRABAJO??, O SIMPLEMENTE RECORDARLE A ESA PERSONA ESPECIAL QUE [email protected] QUIERES??, O IR A UN ASILO A DAR DE COMER EN LA BOCA A UN ANSIANO, HACER COMPAÑIA COMO VOLUNTARIA EN UN HOSPITAL, PARTICIPAR GRATUITAMENTE EN UN HOSPISIO DE TU COMUNIDAD CONTANDO CUENTOS O COMVIVIENDO CON LOS NIÑOS QUE HABITAN AHI....ES CIERTO SER DELGADO NO TRAE LA FELICIDAD, SER GORDO TAMPOCO, LA FELICIDAD ES UNA DECISION, Y SE ENCUENTRA MAYOR FELICIDAD EN DAR QUE EN RECIVIR.............:-)CHIO

Respuesta de victor flores

jueves, 17 mayo 2007
ALMA QUERIDA: La soledad, el amor, el desamor, la tristeza, el desencanto, querida ALMA, son emotividades sentimientos que nos concierne a todo ser humano, no es excluyente; gordos, flacos, morenos, blancos, bajitos, altos,… Dices que “es decepcionante y muy duro darte cuenta que nadie te necesita que a la gente le da lo mismo si estas o no. y te preguntas que hago con todo esto que tengo para dar?? donde lo meto, lo tiro, que le hago a esto que siento??? que hago conmigo??? con mi amor?? con mi tiempo?? con mis detalles?? porque nadie lo quiere, porque nadie lo aprecia?? no lo se.......” A veces las circunstancias que vivimos nos hace sentir todo eso que bien dices, tal vez a la persona que le quieras todo eso bello no esté en el mismo camino que tú y no esté dispuesta a recibir, algunas veces es por su misma situación y vivencia, no siempre para donde volteamos están esas personas que queremos, o sí están pero no de la forma en que nosotros queremos. Déjeme compartirte tres poemas dos es de Jaime Sabines y el otro son algunas líneas sencillas a modo de poesía de alguien que ha vivido lo que tú, y que también volteó y no había amor, y cuando hubo correspondencia hubo algo de violencia, y cuando hubo amor duró poco tiempo, y ahora que vuelvo a tener todo para amar, que reconstruí otra vez cómo es que era amar y dar todo eso bello, no lo reciben de la forma que a mí me gustaría pero lo que he vivido en este momento no lo cambiaría, me ha llenado tanto, me han enseñado tanto,… y esas preguntas que escribes no sé si tengan respuesta para muchos, tal vez si las hay, pero cada respuesta es diferente, creo que hay alguna respuesta, la que tu quieras tomar, la que tú quieras leer en estos poemas: Espero curarme de ti Espero curarme de ti en unos días. Debo dejar de fumarte, de beberte, de pensarte. Es posible. Siguiendo las prescripciones de la moral en turno. Me receto tiempo, abstinencia, soledad. ¿Te parece bien que te quiera nada más una semana? No es mucho, ni es poco, es bastante. En una semana se puede reunir todas las palabras de amor que se han pronunciado sobre la tierra y se les puede prender fuego. Te voy a calentar con esa hoguera del amor quemado. Y también el silencio. Porque las mejores palabras del amor están entre dos gentes que no se dicen nada. Hay que quemar también ese otro lenguaje lateral y subversivo del que ama. (Tú sabes cómo te digo que te quiero cuando digo: "qué calor hace", "dame agua", "¿sabes manejar?", "se hizo de noche"...Entre las gentes, a un lado de tus gentes y las mías, te he dicho "ya es tarde", y tú sabías que decía "te quiero".) Una semana más para reunir todo el amor del tiempo. Para dártelo. Para que hagas con él lo que tú quieras: guardarlo, acariciarlo, tirarlo a la basura. No sirve, es cierto. Sólo quiero una semana para entender las cosas. Porque esto es muy parecido a estar saliendo de un manicomio para entrar a un panteón. JAIME SABINES (d.r) Pensándolo bien Me dicen que debo hacer ejercicio para adelgazar, que alrededor de los 50 son muy peligrosos la grasa y el cigarro, que hay que conservar la figura y dar la batalla al tiempo, a la vejez. Expertos bien intencionados y médicos amigos me recomiendan dietas y sistemas para prolongar la vida unos años más. Lo agradezco de todo corazón pero me río de tan vanas recetas y tan escaso afán. (La muerte también ríe de todas esas cosas.) La única recomendación que considero seriamente es la de llevar una mujer joven a la cama porque a estas alturas la juventud sólo puede llegarnos por contagio. JAIME SABINES (d.r) Una historia sencilla (voluptuosa) Cinco cafés ocho, diez, quince cigarros, una simple libreta con papel mate ordeno palabras, se trata que tengan sentido, escribo y me empapo entre líneas. Hasta ahora el recuento es: amores platónicos; que siempre arrancan una sonrisa un amor violento, tiempo real; seis años un amor innegable y felicidad plena, tiempo; un año y un amor inacabado, donde a solas; las cadenas pesan más que los sueños difuminados donde palpo la realidad de escucharte, verte, olerte continuamente prendes fuego a mí vida emancipado amor que atraviesa las entrañas con alas quebradas que suplican ser abrazadas ráfagas de ti a tintas de ausencia desasosiego al mudo abrazo postergado, por ello va lo de amor inacabado... Sin haber escrito mi historia de grandes amores alguien puede leer mis pupilas dilatadas que ciegan el corazón. Las lágrimas no entran, no hay cuenta de ellas las respuestas son más que las preguntas hechas. No lloro las ausencias sino lo negado de un solo amor el que ahora es braza encendida. Soy lo que amo porque un cuerpo robusto, grueso no siempre es amado cosas de estética sin estar peleada con ello. Entre lo que escribo, más el pincel y corazón de Botero podría ser la pintura más costosa o deseada de la serie “el baño” o un dibujo tan lleno, eximio como el de Helios Buira entre el cuerpo, entre el espejo entre sillas entre trazos Las cosas son simples, es una historia sencilla, el amor es inacabado. Las historias las escribo yo, mi historia la escribirá quien quiera perderse en los ojos de mi alma entre noches voluptuosas como el cuerpo mío que lo abraza… (Alejandra Gutiérrez R) D.R Como bien dice Rocío, siempre hay alguien a quien puedas dar…y la felicidad está en uno... no afuera. Un gran abrazo. Alejandra Gtz R. de tu también México.

Respuesta de lourdes sampere

viernes, 18 mayo 2007
Alma, tienes toda la razon y siempre lo he dicho, no por ser gorda te sientes sola, falta de amor entre cosas, ese es un problema quizas hasta psicologico. Pero es bien cierto, tambien que habemos gorditas, como yo y otras mas, que tenemos paejas, familia, trabajo, y llebamos una vida completamente normal, con tristezas y alegrias, con problemas y soluciones, y el ser o estar gorda, queda en ultimo plano, pues simplemente nos aceptamos como somos, yo me acepte hace mucho y vivo con mi condicion, muy bien, he estado subiendo de peso estos ultimos meses, y jamas en mi vida habia hecho dieta, y ya tengo 2 semanas haciendola y he bajado 7 kilos, y no lo hago por estetica, lo hago por salud. besos... "azucar morena"