Inicio > Foros > Foros-detalle

Nuestros foros de discusión

Para Bia (Una reflexión)

por cielo hurtado
jueves, 22 mayo 2003
¿Sabes lo irónico de todo este invento? Que hasta la fecha, nos guste o no, los nutriólogos son los únicos que nos pueden ayudar, nos vaya mejor o peor, son los únicos que pueden garantizar una bajada de peso efectiva y sin jugárnosla. Creo que la mayor parte de las veces que el trabajo de los médicos no sale bien, es culpa nuestra, no de los médicos. Esta es la segunda vez que me pongo en manos de un endocrino (aunque tengo que decir que aquella vez los kilos los bajé yo sola, y él se limitó a analizarme y a darme el alta en la siguiente visita), y si esta vez está saliendo bastante bien es porque yo me lo he tomado de otra manera que aquella vez, en la que era una cría. Es muy importante tu motivación, lo decidida que estés a conseguirlo, y tener un grado de paciencia muy importante: las bajadas de peso no se producen de la noche a la mañana, es todo un proceso el poner un metabolismo perezoso en marcha, y muchas veces somos nosotros mismos los que dejamos de luchar cuando vemos que bajamos poco o a ritmo más lento de lo que esperábamos. No pierdas la fe en ti misma ni en tu médico: estoy segura de que él quiere hacer bien su trabajo y conseguir un montón de éxitos en su historial como profesional de la salud. Su misión es salvar vidas, y de algún modo un endocrino que consigue que un paciente pierda peso, le está alargando la vida, y de rebote, evitando tantas complicaciones que pueden acabar con él antes de tiempo. La clave creo que es la paciencia, no perderla nunca y seguir a pies juntillas lo que los profesionales nos dicen que hagamos. Si no te lo tomas así, empezarás mil dietas más, pero no terminarás ninguna, pero no vale de nada echarle la culpa a los médicos. Pueden ser más o menos entregados a los pacientes, más o menos humanos, más o menos simpáticos, pero eso no debe ser óbice para que la dieta que te pongan funcione. Todo depende exclusivamente de ti, no se puede buscar responsabilidades en nadie más. Haz un examen de conciencia sincero y piensa si has hecho las cosas como se te dijo, si has sabido decir "no" cuando una tentación se te ha puesto delante. Obviamente no, ya lo has contado. Siempre que te aceche la tentación piensa en otra cosa: disocia el placer de estar vivo con la comida, que la comida te sirva para seguir viviendo, no vivas tú para ella, no tiene ningún sentido ¿no te parece? Somos algo más que una pizza o un par de hamburguesas, y nuestros intereses por mejorar la salud deben ser más fuertes que un poco o un mucho de papeo. Había una frase "medio minuto en la boca, y toda la vida en la cintura", piensa si eso es lo que quieres. Si la respuesta es no, como supongo, entonces está la otra opción: luchar por vivir, mejorar tu calidad de vida, y esto es una lucha constante, no un par de batallitas, y la lucha consiste en elegir qué cosas entran en tu cuerpo y cuáles no. Y ahí estás tú para decidir al respecto, porque tú piensas, la pizza que comiste, no. Con esto sólo quiero que reflexiones un poco qué falla en tu voluntad, y si estás realmente motivada para afrontar el decir "no" para conseguir tus objetivos. Es lo único que hay que hacer, no hay más secreto. Ojalá te animes, y no veas las cosas tan negras, porque en realidad, casi nunca lo son tanto. Un beso, levanta el ánimo, y sigue luchando.

Respuesta de adriana garcia

viernes, 23 mayo 2003
Bia estoy de acuerdo en todo lo que te dice Axiel. Para conseguir este objetivo que todos tenemos aquí, como es muy duro tenemos que hacer previamente un examen de conciencia, sin engañarnos, de que es en lo que fallamos (como comemos si es mucho o es que picamos todo el día, en que situaciones nos es más dificil decir "no" ante una tentación, etc.) luego pensar si realmente deseamos llegar a nuestro peso, digo realmente porque eso tiene un precio y un sacrificio y si queremos tenemos que estar dispuestos a pagarlo. Una vez definido nuestro objetivo viene el día a día y fijate que digo día a día y por tanto aunque sepamos que los obesos tenemos que llevar una forma de comer para toda la vida no vamos a pensarlo todo de golpe. Solo tienes que preocuparte de cumplir lo que te haya indicado tu médico ese día y decir hoy digo "no" a la tentación, mañana Dios dirá y así cada día y veras como se va fortaleciendo tu voluntad cada día más, porque cada vez que dices "no" te sientes más orgullosa y si por el motivo que sea un día hay un tropezón, uno se levanta y sigue con lo que tenía que hacer como si nada, sin torturas mentales ni nada, solo pensando en lo que tiene que cumplir ese día. De esta forma más tarde o más temprano (eso sí hay que armarse de paciencia) se logra el objetivo. Cuando te encuentres debil de voluntad o tengas una tentación va muy bien entrar en el foro y leer los mensajes o escribir uno mientras te tomas alguna infusión calentita (lo caliente de más sensación de saciedad) pero eso hay que hacerlo antes de caer para coger fuerzas y decir no a tiempo. Bueno que TU EXITO DEPENDE DE TI, por tanto tienes que creer con firmeza que TU SI PUEDES como lo pensamos todos los vamos ganando pequeñas (o grandes)batallas en nuestra lucha contra el peso. ¡ANIMO BIA, QUE TU PUEDES!. Un beso muy fuerte.