Inicio > Foros > Foros-detalle

Nuestros foros de discusión

todos tenemos un niño oculto en el corazon...a sacarlo afuera y disfrutar!!!

por limpia amarilla
miércoles, 03 enero 2007
es un ejercicio estupendo para  el cuerpo pero sobretodo para  el alma , si no me creen  hagan la prueba  y despues me cuentan .
¿Qué hacer para recuperar a ese niño, tan olvidado, que llevamos dentro?

Vivir las emociones. Están para eso: para ser vividas. Ni reprimidas, ni exaltadas. Básicamente, existen cuatro emociones: miedo, rabia, tristeza y alegría. Pero se nos prohibió tan pronto vivirlas que las hemos apilado en el trastero de nuestra vida. Permitámonos sentir y aceptar el miedo, no prohibirnos la rabia, asumir la tristeza y la alegría en todas sus formas. El único límite es el respeto a los otros y a nuestro equilibrio personal.

Desarrollemos la intuición, ese sexto sentido que parece tener tan poco que ver con la racionalidad. Ese olfato para captar los matices, para interpretar las situaciones y diseñar conductas, es más fértil de lo que parece.

Demos rienda suelta a la creatividad. Apartémonos de los cánones, de lo aprendido, de lo que nos lleva por carriles preestablecidos. Dibujar, pintar, modelar, cantar, tejer, tocar un instrumento, cultivar plantas o árboles, coleccionar, escribir, hagamos deportes, disfrutemos del aire libre, bailemos. Cada uno lo que prefiera... ¡hay tantas opciones atractivas para el tiempo de ocio .

No perder el sentido de la curiosidad. Abramos las tripas a los juguetes de la vida. Descubramos nuevas geografías, personas o libros. Accedamos a otros conocimientos, a opiniones y culturas diferentes.

Jugar por jugar, por el placer del juego en sí mismo. No por competir, ni por ganar. Desde el sedentario hasta el más activo, los juegos canalizan vivencias insuficientemente expresadas. Demos oportunidades a la risa.

Permitirse los sentimientos de indefensión. Aprender a pedir, a buscar ayuda a dejarse proteger y mimar. No por ello se menoscaba nuestra dignidad o supuesta fortaleza. Cuanto más oportunidades demos a los demás para que nos ayuden, más importantes seremos para ellos y más acogidos y seguros nos vamos a sentir.

Aprovechemos y fomentemos las oportunidades para desarrollar la fantasía y la aventura. Y, por supuesto, la capacidad de gozar.
No desperdiciemos momentos para pasarlo bien. Hoy puede ser un gran día, no esperemos a mañana...





Sería maravilloso que todos podamos despertar a ese niño interior que llevamos dentro. El niño de la alegría, de la carcajada espontánea, de la caricia sentida... Ese niño que no está muerto solo está dormido y que necesita que nosotros hagamos algo para que su sueño no sea un sueño eterno...

Un fuerte abrazo para todos



pd: yo tengo la suerte que aun no la perdi y de vez en cuando la saco a pasear , disfrutando de verla jugar como hace un tiempo atras...



claudis
language=javascript>var bMB=true;


language=Javascript> function navAway(url) %7b window.location.href = url; %7d