Inicio > Foros > Foros-detalle

Nuestros foros de discusión

SIGO BUSCANDO Y ENCONTRÉ SOBRE EL AZUCAR...

por karina cabrera
martes, 14 febrero 2006
Respecto al azucar, los mismos autores del trabajo sobre adicción tienen este resumen que me parece a pesar de lo largo que es (y eso que lo corté y que me perdonen quienes han trabajado en él)que debe ser leído `por quienes queremos aprender sobre lo que nos pasa : TRASCRIPCIÓN LITERAL: "DATOS GENERALAS El azúcar no era conocida en la antigüedad. Los profetas sólo consignan unas cuantas cosas sobre la caña de azúcar, un raro y caro lujo importado de tierras lejanas. En el año 600 de nuestra era , un trocito de azúcar era considerado como una rara y preciada droga. La llamaban sal India o miel sin abejas y se importaban pequeñas cantidades a un gran costo. Etimología: Durante la época de Nerón un escritor le puso el nombre de saccharum. El nombre en latín medieval para un trozo de esa preciosa sustancia fue substituido más tarde en occidente por el de azúcar.QUÍMICA Identificación: El azúcar se produce a través de un proceso químico a partir del jugo de caña o de la remolacha, eliminando toda la fibra y las proteínas que forman el 90% de dichas plantas. En su libro Veneno en el alimento, el Dr. Lezner describe el proceso de extracción del azúcar en los siguientes términos: "La caña o la remolacha se corta en trozos. Se lavan. Se lixivian y se le añade cal. En el líquido, mezclado con cal viva, se introduce dióxido de carbono, para así precipitar la cal. El líquido "saturado" se conduce hacia las bombas de filtración que separa el líquido azucarado de las impurezas. Tras otro tratamiento con sulfato de calcio, por el cual el ácido sulfúrico lo decolora hasta dejarlo casi blanco, se hierve el líquido hasta que espesa. Una centrifugación permite separar el jarabe del azúcar crudo llamado melaza.La melaza se utiliza para preparar una sustancia similar al alcohol de quemar y para alimentar al ganado. En las refinerías, este azúcar crudo se ha de transformar todavía en azúcar común o de consumo, para lo cual ha de pasar por varios procesos más de limpieza con carbonato de calcio, de blanqueo con ácido sulfúrico, de filtración a través de carbón de huesos y de cocción hasta obtener los cristales.Composición: El azúcar de color blanco que se vende y consume comúnmente, es sacarosa refinada. Su fórmula química es: C12H22O11 Formas de adulteración No existen. FARMACOLOGÍA: Mecanismo de acción y formas de empleo Como es sabido, las funciones cerebrales dependen de los niveles de glucosa. La falta de este combustible cerebral puede ocasionar desde hipoglucemia hasta esquizofrenia . El azúcar refinado es una glucosa bastante simple que por su misma composición no requiere de un largo proceso de digestión, el hígado prácticamente no tiene que sintetizarla y por lo mismo llega con asombrosa rapidez al sistema nervioso. Para que el organismo funcione en condiciones óptimas, la cantidad de glucosa sanguínea debe estar en equilibrio con la cantidad de oxígeno sanguíneo. Refiriéndose a los efectos psíquicos del consumo del azúcar, el Dr. M.O. Bruker (4), explica que la elevación en los niveles normales de glucosa ocasionada por su ingestión, se experimenta como una leve euforia. Las consecuencias del regreso a los niveles normales, es decir, la baja de glucosa, se halla en relación directa con la cantidad de azúcar consumida. Si ésta fue baja, la sensación es de una leve disforia. Entre mayor haya sido la cantidad, la baja estará más cercana a experimentarse como una sensación depresiva que William Dufty (5) ha dado en llamar sugar blues (tristeza del azúcar). Lo que normalmente suele ocurrir a toda persona que consume azúcar en forma cotidiana, es que sus niveles de glucosa se mantienen permanentemente por encima del nivel regular, es decir, rara vez se experimentará una baja hacia la auténtica normalidad en los niveles de glucosa. La mayoría de la población mundial literalmente vive bajo los efectos del azúcar sin saberlo y sin notarlo. Usos terapéuticos: Ninguno conocido. Dosificación: Una pequeña cucharada, esto es alrededor de 100 mg, basta para ocasionar una elevación en los niveles de glucosa en personas sensibles. El equivalente a una taza de azúcar 250 mg, puede considerarse ya como una dosis alta. Efectos psicológicos y fisiológicos: Como ya se indicó en los mecanismos de acción, la ingestión de azúcar suele experimentarse como una leve euforia. Mientras la glucosa es absorbida por la sangre, nos sentimos animados. Un estímulo veloz. Sin embargo, a este impulso energético le sigue una depresión, cuando el fondo se desprende del nivel de glucosa sanguínea. Estamos inquietos, cansados; necesitamos hacer un esfuerzo para movernos o incluso pensar. Hasta que se eleva de nuevo el nivel de glucosa… Podemos estar irritables, hechos un manojo de nervios, alterados. La gravedad de la crisis doble depende de la sobredosis de glucosa. Si continuamos tomando azúcar, una nueva crisis doble empieza siempre antes de terminarse la anterior. Tras varios años con días así, el resultado final son glándulas adrenales enfermas, agotadas . La producción de hormonas, en general, es baja. Las cantidades no se amoldan. La alteración funcional, desequilibrada, se refleja en todo el circuito endocrino. Muy pronto estamos expuestos a volvernos precipitados, cuando el estrés se interpone en el proceso, nos desmoronamos porque no tenemos ya un sistema endócrino sano para enfrentar cualquier contingencia. Día a día nos encontramos con una falta de eficiencia, siempre cansados, nada logramos hacer, realmente sufrimos los “sugar blues” (o depresiones del azúcar).Los grados de abuso de azúcar y de melancolía varían, sin embargo, el cuerpo no miente - si se toma azúcar, se sienten las consecuencias. Ya son varios los especialistas que atribuyen al azúcar los índices cada vez más elevados de niños hiperactivos, la inhabilidad para aprender y diversas alergias. El estudio del historial diario de los pacientes diagnosticados como esquizofrénicos revelan que su dieta es excesivamente alta en azúcar y otros elementos que estimulan la producción de adrenalina como la cafeína y el alcohol.En algunos casos el abuso continuado conduce a la hipoglicemia. Se ha encontrado también que al consumir azúcar el cuerpo elimina el calcio en mayor cantidad, de tal manera que el organismo se ve forzado a sustraerlo de los huesos y los tejidos que son las únicas partes en donde lo almacena el cuerpo. El desgaste de calcio en huesos causa que se vuelvan porosos y frágiles, lo cual finalmente conduce a la osteoporosis. El consumo constante de este psicoactivo también atrofia el rendimiento de las glándulas, causando poca secreción de hormonas o alterando la composición química de las mismas, puesto que se ha podido comprobar que el azúcar afecta la correlación de minerales en el organismo (1). Por último, estudios recientes vinculan al azúcar con problemas en el sistema inmunológico "Una de las substancias aparentemente inofensivas y sin embargo una de las que mayores problemas crea al atacar nuestro sistema inmunológico es el azúcar. Los macrófagos quedan atorados en el azúcar y se imposibilita su acción. La misión de los macrófagos consiste en destruir, bloquear y activar la inmunidad cuando detectan la presencia de una toxina, un virus o una bacteria… Cada vez que ingerimos azúcar, aunque sea tan poco como dos cucharadas, las proporciones de minerales entran en desbalance. Este desbalance a su vez, en personas ya enfermas, puede durar horas y a veces ya no se recuperan. Cuando los minerales del cuerpo están en desbalance día tras día, año tras año, posiblemente por generaciones, la habilidad del cuerpo para volver a su homeostasis está agotada. El cuerpo ya no puede volver a su armonía o balance…" Resulta pues increíble que las autoridades del Departamento de Salud Pública de diferentes Naciones sigan manteniendo al público en la total ignorancia. Lo más que se ha conseguido es obligar a indicar en la etiqueta de los productos industriales si contienen azúcar. Potencial de dependencia: Considerablemente alto. La dependencia es de tipo psicológico y físico. Su síndrome de abstinencia se experimenta hasta después de varias semanas de haber descontinuado totalmente el uso de azúcar refinada . Sus síntomas incluyen depresión, fatiga, nerviosismo, ansiedad por comer alimentos dulces, falta de concentración, alergias e hipertensión. El afectado siente repentinamente como "una sensación de ahogo, de mal presentimiento, como si presagiase que algo malo va a ocurrir". En grado extremo la dependencia al azúcar se presenta como hipoglucemia, en cuyo caso una privación de alimentos dulces puede conducir a ataques severos. HECHOS INTERESANTES Régimen legal actual. El azúcar es un psicoactivo legal de uso irrestricto que se produce y se vende por toneladas, ya sea en forma pura o incorporada a una enorme cantidad de productos alimenticios y farmacéuticos. Ningún otro comestible ha experimentado un crecimiento cuantitativo tan acelerado como el azúcar. El consumo por persona y año ha ido aumentando principalmente en los países industrializados de América y Europa.En opinión de William Dufty (5), ningún otro producto ha influenciado tan profundamente la historia del mundo occidental como el azúcar. Los estadounidenses virtualmente llevan la batuta sobre las demás naciones en la fiesta del azúcar. Han consumido una quinta parte de la producción mundial de azúcar desde su Guerra Civil. Es por ello que a través de guerra y paz, depresión y prosperidad, sequías e inundaciones, el consumo de azúcar ha crecido firmemente en todo el globo terrestre. «No es posible que jamás haya habido un desafío más drástico para el cuerpo humano en toda la historia del hombre, y sin embargo, sigue siendo muy poco lo que se habla de su nocividad. Y no es porque mucha gente no lo sepa, sino porque es enorme el interés comercial por el azúcar.» (5) "La moderna manufactura del azúcar nos ha traído enfermedades totalmente nuevas: escorbuto, diabetes, hipoglicemia, hiperactividad y esquizo

Respuesta de karina cabrera

martes, 14 febrero 2006
CONTINUACIÓN: "La moderna manufactura del azúcar nos ha traído enfermedades totalmente nuevas: escorbuto, diabetes, hipoglicemia, hiperactividad y esquizofrenia. El azúcar que se vende no es nada más que un ácido cristalizado concentrado. Como antiguamente el azúcar era tan caro que sólo los ricos podían permitirse su uso, consistía, desde el punto de vista de la economía nacional, algo inconsecuente. Pero hoy, cuando debido a su bajo costo, el azúcar ha causado una degeneración humana, es el momento de insistir en un esclarecimiento general." En 1929 el doctor Frederick Banting, (QUIEN DESCUBRIÓ LA INSULINA), asegura que su descubrimiento es un simple paliativo, no una cura, y que la única forma de prevenir la diabetes es cortando el uso del azúcar quimicamente cristalizado: "En los Estados Unidos, la incidencia de diabetes ha aumentado proporcionalmente con el consumo per cápita de azúcar quimicamente cristalizado. Con el calentamiento y recristalización del azúcar natural de caña, algo queda alterado convirtiendo a los productos refinados en alimentos peligrosos." Dufty afirma que la diferencia entre las enfermedades "costosas" como el cáncer y las "baratas" como las provocadas por la adicción al azúcar es crucial para la salud financiera del estamento médico. "El actual tratamiento ortodoxo para el cáncer es criminalmente caro. La ruina financiera del paciente y de su familia representan el yate del médico. El tratamiento para el sugar blues (hipoglicemia o diabetes) es una propuesta de corte individual. Despréndase usted del azúcar refinada en todas sus formas y adiós cuentas al médico y hospital. Es difícil que en ese caso el médico pueda regalarle un tapado de visón a la mujer o asistir a un seminario bajo el sol de las Bermudas." (5) El comportamiento de los niños hiperactivos frente al azúcar :A esta droga se le ha vinculado con el comportamiento negativo de los niños desde la década de 1920. La idea de la relación causa-efecto comenzó a ganar aceptación en los setenta, cuando varios estudios y reportajes sugirieron que el azúcar incrementaba la hiperactividad en los niños ya de por sí hiperactivos. De acuerdo con los diferentes estudios analizados por la doctora Nancy Appleton, la investigación clínica de niños hiperactivos y psicóticos, y de otros con lesiones cerebrales e inhabilidad para aprender, tiene por cuadro sintomatológico: "una familia cuyo historial de diabetes es anormalmente elevado; una inusual incidencia de elevación de glucosa sanguínea o hipoglicemia funcional en los mismos niños, indicando que sus sistemas no pueden procesar el azúcar y una dependencia por un alto nivel de azúcar en las dietas de los propios niños que no pueden asimilar." (1). No obstante, éste y otros reportes similares han sido descartados por publicaciones médicas como The New England Journal of Medicine, para quien "la conexión no ha sido probada". Preocupados porque "en la actualidad, sin embargo, muchos padres tratan a la conexión azúcar-comportamiento como un hecho", un equipo de médicos institucionales se dio a la tarea de volver a revisar los estudios existentes para efectuar un análisis global. La publicación médica expuso que "el nuevo meta análisis intentó ir más allá de los resultados de pequeños estudios ubicándolos en un grupo mayor para que los efectos menos obvios fueran expuestos a la luz." Resulta que los investigadores basaron sus estudios comparativos únicamente en dos grupos de niños, a uno se le dio azúcar y al otro, en lugar de privarlo de dicha droga y de los alimentos que la contienen, se le suministró endulzantes artificiales; así pues, los exámenes se efectuaron entre niños que consumieron azúcar y niños que consumieron endulzantes artificiales; es decir entre dos grupos de niños con niveles alterados de glucosa debido a una u otra droga y no como debió haber sido: entre uno o dos grupos de niños usando azúcar y/o endulzantes artificiales y otro grupo de niños privados del consumo de ambas clases de drogas. Debido a estas desviaciones en la investigación, el meta análisis médico concluyó triunfalmente que "Aparte de dos observaciones extremas que resultaron ser insignificantes para el análisis final, no se encontraron diferencias entre los niños que consumieron dosis de azúcar y aquellos que tomaron endulzantes artificiales." (9) O sea que lo único que verdaderamente prueba el reporte es que no hay diferencias substanciales entre usar azúcar y usar endulzantes artificiales. No obstante, bajo el manipulador y deshonesto título de "El azúcar no afecta el comportamiento de los niños", los resultados del reporte fueron publicados y ampliamente difundidos a nivel mundial durante el año de 1996. La recomendación final del reporte es que "el azúcar no tiene efectos negativos en el comportamiento y el aprendizaje de la mayoría de los niños y no existe justificación para retirarles los alimentos dulces solamente por esa razón." (9)En Venezuela, Mexico y Argentina se están realizando propuestas pediátricas específicas desde 1998 sobre la ingesta de azucar en niños. Las recomendaciones son concluyentes: El organismo NECESITA DE LA GLUCOSA NATURAL DE LAS FRUTAS Y LOS CEREALES PUES EL HIGADO LA METABOLIZA Y LA ENVIA AL TORRENTE SANGUINEO CUANDO LAS CELULAS LO REQUIEREN, AUTODOSIFICÁNDOSE. NO ASÍ CON EL AZUCAR BLANCA REFINADA. QUE NUNCA SE ALMACENA EN EL HÍGADO. VA DIRECTAMENTE AL TORRENTE SANGUINEO Y DESCOMPENSA DE MANERA CASI INMEDIATA SU QUÍMICA CON LAS CONSECUENCIAS CORRESPONDIENTES. LOS NIÑOS VIVEN SANOS Y FELICES SIN AZUCAR REFINADA. UNA COSA ES LA FRUCTOSA NATURAL Y OTRA MUY DISTINA EL AZUCAR. ¿QUIERE QUE SU NIÑO NO DUERMA EN TODA LA NOCHE? DELE DOS CUCHARADAS SOPERAS DE AZUCAR REFINADA ANTES DE ACOSTARLO. PERO SI EN LUGAR DE ESTO LE DA UNA TAJADA DE PAPAYA , DORMIRÁ TRANQUILO SIN ENTRARSE QUE A SUS CELULAS ESTÁ INGRESANDO LA VITAL GLUCOSA". Este trabajo de recopilación de otros autores hecho por Alfa (muchísimo más largo que lo que aquí puedo exponer) concluye con esta reflexión: "Usted no hallará un sólo pediatra responsable que le sugiera utilizar azucar refinada para endulzar los teteros de sus hijos. Hágale a sus pequeños un gran favor y pregúnteles por qué" FIN DE LA TRASCRIPCIÓN PARCIAL. AHORA HABLO YO: Despues de leer esto y otros trabajos me temo, al menos yo, que debemos aceptar que si hay una abismal diferencia entre el azucar natural de una fruta y el azucar blanco refinado. Saludos

Respuesta de aide vazquez

martes, 14 febrero 2006
Cuando trabajamos en esa fase en el proyecto alfa, debo reconocer que fue ese el momento justo en el que decidí poner freno al problema de mi hiperinsulinismo y eliminar por completo el azúcar blanco refinado de mi dieta diaria (obviamente acompaño esto del debido control médico y la medicación indicada por el especialista) Y si amigo, hay una gran diferencia en consumir el azúcar natural, te puedo asegurar que nunca me sentí mejor, mi energía es total y absolutamente distinta ahora, no tengo esos períodos de bajones en las tardes que sentía antes, y además, en el peso se ha dejado notar el cambio. Pero... hay una dificultad sabes?? porque yo no uso el azúcar en casa, para nada!!! cuando voy a la calle me llevo mis pastillitas de edulcorante artificial para el cafe o alguna bebida que vaya a tomar, pero he comprobado que son tantas las cosas que tienen azúcar... Es increible, no hay casi ninguna bebida que no la tenga, casi todo lo comestible lleva alguna medida de azucar, fíjate que me estaba comiendo un cachito en la panadería un sábado, saliendo de mi dieta restrictiva como hago todos los fines de semana y el cachito tiene azúcar, qué tal?? y así, casi todo como te digo. Se hace super dificil entonces, tendríamos que limitarnos a tal punto que la cosa se convierte en una locura. Claro que si el consumo es mínimo, supongo que mucho se gana, verdad?? Una reflexión personal nada mas. Un saludo para ti. Cariños. Paty Padrón.

Respuesta de aide vazquez

martes, 14 febrero 2006
Y olvidé comentarte que tres cuartas partes de lo mismo pasa con la harina refinada. Sin duda alguna, hemos convertido nuestra alimentación en un suicidio paulatino (no en términos literales) pero mas o menos. Los avances industriales en muchos casos nos han llevado a recibir daños que de poquito cada día no se notan, pero a la larga... no sé. Lo ideal sería volver a la forma natural de alimentación sin los procesos de refinamiento y procesamiento, pero qué dificil resulta. Paty Padrón.

Respuesta de karina cabrera

martes, 14 febrero 2006
Si es increíble Patricia. Leyendo en las etiquetas hoy encuentro ¿Adivina? Muchos aliemntos enlatados tienen azucar. Pero tambien me cuenta un amigo que no tiene nada que ver con ustedes ni con Alfa que se está trabajando arduo y muy duro a nivel de organismos sanitarios nacionales e internacionales para eliminar el azucar y el alcohol de los preparados alimenticios y farmacológicos. El rollo me parece a mi es el mil millonario potencial económico que hay tras el imperio del azucar. Ahora, estoy de acuerdo cuando dices que nos haríamos mucho bien minimizando el daño. Cambiando por ejemplo el azucar por fructosa natural y miel . Comer golosinas de ésas que no llevan azucar otro principio. Y afortunadamente ahora tenemos bebidas, jugos, helados sin azucar. Ahora de la harina te diré que no les he leido mucho ese trabajo. Me voy a dedicar. Nuestra adorada amiga común, autora intelectual de este peo descomunal investigativo que me trae de cabeza (en el buen sentido) me dice que los daños del azucar superan enormemente los daños de la harina. Particularmente porque ésta se mezcla con otros elementos. El azucar la usan para efervecer la levadura. Y me parece que la fructosa funcionaría igual de bien. Sería cosa de intentar hacer una rica torta con fructosa y sustituyendo parcialmente la harina refinada por harina integral. No se digo yo. Pero estoy enganchado con los materiales que se me dio para leer. Hay mil cosas más además de las que publicó nuestra pana en bitacoras y en gordos y flacos. Me parece que todo eso debería exponerse. No se si le gane yo en lo personal o no la lucha a esta enfermedad . Pero me gustaria lograrlo porque como sabes, soy una persona felizmente casada, con mil actividades profesionales altamente satisfactorias. Sin embargo, me veo un futuro corto. Y no por pesimista o por negligente. Esa sería una visión muy restringida y fanática de las cosas. Sino porque, como lo dijo magistralmente ya sabes quién: "el obeso no es un suicida. Es una persona valiente que a veces muere tratando de ganarle la batalla a la vida". Por cierto, me puedes aclarar por que carajos no escribe aquí? Un enorme abrazo. Me parece que nos veremos en mayo... ya sabes, en el cumpleaños de la grillita Tanza. De veras. Un enorme abrazo de oso.

Respuesta de aide vazquez

martes, 14 febrero 2006
Seguro que si nos vemos, por lo menos eso espero. Y si, tienes razón al pensar que el daño que nos hace el azúcar es peor, pero co... resulta Oso que lo otro nos engorda mas, osea... que si nos pela el chingo nos agarra el sin naríz jajaja. Si podemos hacer la tortica con fructosa (cuando la encontramos no? Porque es un maratón muy venezolano encontrar vainas sanas en el mercado) pero si se puede, el problema para mi es que me siento como viviendo vidas paralelas panita, nada de lo que hay me lo puedo comer y todo lo que debo comer no tengo tiempo de hacerlo, ufff. Pero si te digo una cosa, yo no sé si voy a lograr mantenerme como hasta ahora, no puedo asegurar que mañana no me tiro a la cerveza (que tiene full azúcar vale decir) y me olvido de lo aprendido, pero por ahora, voy a seguir intentando. Lo que haces en este momento es genial, investiga, busca y dale vuelta a todo lo que encuentres, te aseguro que así comencé yo y voy más o menos bien jiji (por ahí voy a dejar una de mis largas y trabalenguicas aportaciones al respecto (MOTIVO) Vamos a ver si nos sentamos un día de estos tú y yo a cambiar opiniones sobre este tema, cosa que no hemos hecho hasta ahora porque chico… las veces que nos hemos visto entre palitos y pasapalos me ha parecido patético sacar el tema y llorarlo jajajaja, porque esto es pa coger palco. Otro abrazo fuerte para ti, y una cosa si tengo clara, tú tienes vida larga compañero, no pienses en negro que hay mil matices aplicables y vas por un camino excelente. Cariños. Paty Padrón.