Inicio > Foros > Foros-detalle

Nuestros foros de discusión

Triste y preocupada (sigue)

por luciana marcinn
viernes, 13 enero 2006
Las cosas que me dijeron las personas que hasta ahora me contestaron (Patt y Luisa, sobre todo luisa) practicamente me hicieron llorar. Sobre todo porque pegaste en el clavo.. sí, lo admito, desde que me levanto hasta que me voy a dormir, me dedico a odiarme y juzgarme, hace rato me volvi profesional al respecto. Ya es mas fuerte que yo. No sé cuando empezó a ser tan drástico, pero desde chica siempre internamente pense que habia algo en mí que nunca encajaba, que querer socializar con la gente era al pedo (en vano) porque eventualmente siempre alguien iba a querer cagarme o herirme. Soy conciente que es una gran posibilidad queel hecho que tenga la relacion que tengo con mucha gente sea porque reflejo mis inseguridades en ellos, de pensar que donde sea que estoy, me estan juzgando y riendose de mi por dentro (sin ir mas lejos, todos los del trabajo me conocieron cuando habia adelgazado, tambien son testigos de que haya vuelto a engordar). Se imaginan lo que es, ir por la vida pensando que cada persona que te ve se rie de vos por dentro, que das asco? Son tantos los ejemplos en los que puedo volcar esto que estoy diciendo, de todos los dias, que no voy a enumerarlos ahora.. pero realmente, a veces pienso que el alma se me va del cuerpo porque no soy Julieta, sino una cosa con kilos de mas que anda haciendo una vida. Me duele muchísimo admitir esto, poruqe creo que es una de las unicas veces que lo vuelco a algo que puedo leer. Toda mi visión esta empañada por este fantasma parasitando en mi vida desde mas de la mitad. Vi psicólogos pero nunca llegué a la raiz de todo esto, y la verdad que tambien me agota mucho.

Respuesta de aide vazquez

viernes, 13 enero 2006
Niña Bonita, esto que acabas de hacer de pronto y hasta sin darte cuenta es un paso gigante!!! Conocer la raíz del problema (ese momento en el que todo comenzó) es importante para algunos porque a partir de allí logran establecer nuevas alternativas, pero no entender cuando y porque pasó no nos limita para modificarlo, en realidad creo que llega un momento en el cual ya no es tan importante, porque estamos aquí y no podemos ponernos más excusas, sabiendo o sin saber, es nuestra decisión cambiar lo que nos agobia. Yo sé que no es fácil, pero también sé que si en verdad trabajamos en ello se puede ir consiguiendo un equilibrio con el que cada día nos vamos sintiendo más identificados. La gente va a ver en ti, lo que tú quieres que vean, tienes muchas maneras de hacerlo, estoy segura de que tienes valores y cosas lindas que mostrar más allá de tu sobre peso, sonríe, regálale al mundo tu alegría, dale una sorpresa a tu entorno mientras en el intento te la das a ti misma. Para que los maltratadores existan TIENE que haber alguien dispuesto a que lo maltraten, muchas veces nosotros mismos vemos fantasmas donde no los hay y es nuestro derecho darle una patada a los miedos o por lo menos intentarlo. Estoy segurísima de que a partir de ahora, si tú quieres, puedes comenzar a verlo de manera más abierta, porque tú tienes la capacidad de hacerlo, eso se nota en tu manera de escribir, transmites lo suficiente para que se haga posible. Personas negativas siempre van a existir, en todos los ámbitos, eso no lo cambiaremos nunca porque cada quien se mete en su hueco tan hondo como lo quiera. Lo que si podemos hacer es apartar las piedras de nuestro propio mundo sin permitirle a otros que nos roben lo más grande que tenemos: LA FE EN NOSOTROS MISMOS. Cuando crees en ti, al mundo no le queda más remedio que reconocer lo grande que eres. Con todo esto no quiero decir que mañana sales a la calle y te sientes una bomba sexy, claro que no, el sobre peso existe, lo que no te gusta de ti sigue allí, lo que si puede cambiar es tu manera de relacionarte mientras logras encontrar la fórmula que se ajuste a ti para resolverlo. Sabes cuantas mujeres hay por el mundo delgaditas y con medidas fenomenales y se sienten horribles?? Ufff muchísimas!! Porque hay un punto en el que ya no tiene que ver con cuanto peses, si no te quieres, si no te aceptas puedes pesar 50 kilos y seguir sintiendo que no vales nada. Un enorme abrazo para ti y manten tus sentidos abiertos al cambio, dentro de ti puede estarse gestando la semilla del verdadero renacer, no dejes de escuchar las señales, cree en ti y en tu capacidad de reinventarte, eso amiguita no te lo pueden quitar, porque sólo depende de ti. Levanta la cara Angelique, no permitas que la imaginación te quite la oportunidad de ver lo importante, permítele al mundo conocer la verdadera mujer valiosa que eres. Cariños. Paty Padrón.

Respuesta de Oscar Lau

viernes, 13 enero 2006
hola angelique! me llamo nancy y soy uruguaya o sea del otro lado del charquito jjeje aunque estoy en usa,tengo 31 años,3 hijos y peso 90k y mido 1 70,pa! vistes que me describi toda eh jajaja. sabes que a mi me pasaba lo mismo que a vos cuando iba a las tiendas y no habia talle para mi que depresion que me daba, y rabia tambien porque te miran con una cara como diciendo uy por dios viene la ballena a comprarse ropa!! ahora que estoy en usa no me siento asi porque aca hay talle para todo el mundo peses lo que peses,ni te miran raro ni directamente te miran. pero esto tambien es un arma de doble filo porque te sentis comoda y bueno por ende engordas mas total a nadie le importa si pesas 100 o 200 kilos, con diferencia a nuestros paises que tenes que pesar 50 kilos y mojada verdad? yo soy nueva en esta pagina al igual que vos y entro cada tanto a leer y ahora estoy entrando al chat y me esta ayudando porque de apoco voy cambiando mis habitos y hablo con otras personas que estan pasando lo mismo que yo. te espero cuando puedas en el chat asi charlamos,nos conocemos y nos damos animos entre todos, que al menos yo lo necesito para no tirar todo al tacho. y a vos te digo vamos arriba no aflojes ponete las pilas hace algunos cambios de apoquito,que estos kilitos de mas no pueden con nosotras. pati me gusta mucho como escribis por eso siempre te leo. chau amigas se cuidan. nancy.

Respuesta de graciela rios

viernes, 13 enero 2006
Hola cariñin, Te entendemos perfectamente, yo también me alegro muchísimo que hayas podido sacar todos esos sentimientos a fuera, ya les empiezas a plantar cara, es el principio del fin, mira mi niña, todo eso y más, es como nos sentimos, muchas veces, una gran parte de este mundo, ni siquiera hace falta ser una persona gordita, esta forma de pensar, muy posiblemente, venga influida desde tu infancia, a ti te dio por comer, por que de seguro creo eres una chica guapa (a que sí?), a otra niña, que no se ve bonita, le hubiera quizás dado por otras formas de hacerse daño, y te explico por que, (he tenido tanto tiempo para reflexionar sobre mi vida, que ahora veo muchas cosas un poquitín más claras), el hacerse daño y autocriticarse y no creerse bueno en nada, en parte es por que uno no se cree suficientemente digno para esta vida, y se castiga a si mismo por ello, y es ahí cuando empezamos nuestro rol para no llegar a ser nunca dignos para la vida,.. “porqué?, porqué yo? Porqué he tenido que nacer dentro de este cuerpo? dentro de este personaje inútil sin personalidad ni carisma?”... por mucho que mejores nunca creerás llegar a tal nivel, sentirás que estás engañando a la gente, por que tu no eres tan perfecta, esa perfección no es más que una mentira, ¿verdad?, tu en realidad eres una marginada de la sociedad, ¿no? y ¿qué vergüenza verdad que te descubran? Así que a veces le pones muchas ganas a querer estar con los demás, a su mismo nivel, integrada en esa sociedad magnífica, pero un buen día te dices que tu no eres esa y tu “yo” verdadero te está llamando para que vuelvas a tu sitio, y así es, vuelves de nuevo donde te corresponde (donde tu crees que te corresponde, así te lo han hecho creer), así todo el mundo verá quien eres en realidad, y como les estabas engañando. Angelique, todo lo que te pasa es muy posible que se haya desarrollado en tu infancia como decía antes, si por ejemplo eras gordita de pequeña, ya te puedes olvidar del “es que siempre fui gorda” por que de niños, la responsabilidad de que fuéramos como éramos era de los padres, piénsalo detenidamente, si tu tuvieras un niño ¿crees que sería responsable de lo que come?¿de si está gordo o flaco? (siempre hablando de niños completamente sanos), el problema viene después cuando creces y en casa te recriminan que estás hecha un bollo, la cosa ya no va bien, empieza el desencadenante para la baja autoestima de la adolescente, que justo está en la etapa de descubrir su cuerpo y es cuando empieza a aprender a quererlo o a aborrecerlo, y entre otras cosas también empiezan a aparecer pensamientos de “no soy como la hija que ellos desearían, se avergüenzan de mi, por que no valgo para nada y encima soy horrible”. Es posible que en tu familia se hayan preocupado mucho por las apariencias, quizás aquí podría valer algo así como que tu madre te hiciera sentir una cosa parecida a “tienes que aparentar bien guapa para ser mejor que la hija de mi amiga por que sino! eres *nada! ya que la hija de mi amiga será mejor que tu y a mi me harás quedar en ridículo”. Otra puede que tu madre siempre haya buscado su perfección, estar guapa, ser perfecta y siempre se ha sentido fracasar...hay varias cosas que te han podido influir a que ahora tengas tantos conflictos contigo misma, eso es algo en lo que debes empezar a pensar tranquilamente. Tienes que empezar a plantearte que tu no eres así por que es innato en ti, tu has llegado hasta aquí por toda una serie de factores que al final se han perdido dentro de ti y no sabes bien bien localizar, así que Angelique, empieza a pensar que no eres ni más ni menos que como cualquier persona de este mundo, que el llegar hasta a donde has llegado no es más que el acumulo de malas influencias que no estabas preparada a asimilar y a quitarlas de en medio, así que las has admitido y las has ido regando para que crezcan dentro de ti. Y aquí acabo por que sino, creo que el moderador/a de este foro al final me pedirá por favor que me vaya. Un besito cariñín, el venir ha este foro te servirá mucho para irte redescubriendo. Muchas gracias a todas las que estáis aquí por hacer ese milagro en mi, me queda mucho lo sé, demasiado tiempo equivocada, pero poco a poco y con vosotras, todo es posible. Luisa