Inicio > Foros > Foros-detalle

Nuestros foros de discusión

Al margen de la gordura y las enfermedades,necesito decir algo...

por mariela telleria
viernes, 01 julio 2005
Ayer llovió copiosamente. Parecía una cortina de tela gruesa tras la ventana... No le presté atención a la lluvia mas que para lamentarme del fastidio que suponía salir bajo ella. Ya afuera, sólo blasfemaba porque las charcas empozadas se levantaban vertiginosas cuando un auto las golpeaba... No quería mojarme. - "Qué horror. Qué resfriado tan terrible puedo pescarme y llegaré tarde" - resoplé. Finalmente pude hacer lo que tenía estipulado y llegué a casa aun bajo la lluvia. Cayó la noche. Luego de una tizana caliente, me acosté. El sonido de la "maldita lluvia" me arrulló. Amaneció. Una mañana callada. Una mañana húmeda que aun no siente la tibieza del sol. Salí como siempre a cumplir mis obligaciones Noté que toda la cordillera del Avila estaba reverdecida. Los verdes se mezclaban con los amarillos y los púrpuras y tras ellos un lienzo gris... Llegué a mi oficina. Al entrar saludé y dije: "¿Qué bien se durmió anoche con la lluvia, verdad?" El vigilante del edificio con una carita triste, desaliñada y sin afeitar me respondió: "Para nosotros fue terrible, la casita de uno de nuestros hijos con el aguacero se derrumbó. Lo perdió todo. Gracias a Dios al menos están vivos" . No dije nada más sólo pensé "La lluvia que tanto maldije en la tarde, hizo reverdecer la montaña. Y la lluvia que tanto disfruté en la noche para arrullarme con ella se llevó en su torrente la vida de muchos inocentes" ¡Qué desincronizados vivimos! Por culpa de lo cotidiano dejamos pasar a nuestro lado las cosas primitivas pero hermosas que nos ofrece el mundo y por esa misma cotidianeidad, déjamos de preocuparnos por los demás, por sus dolores, sus angustias. Sin detenernos a pensar que en nuestro día a día muchas veces puede llover para reverdecer o para destruir... Más que vivirla, la vida se merece que existamos en ella. Aída Becaría

Respuesta de leonela cacciapuoti

viernes, 01 julio 2005
Eso que te comentó el vigilante , siempre que llueve ha sido una preocupación para mí.Comentarios como el tuyo me ayudan a pensar que no todos son tan egoistas.

Respuesta de Jose luis Ibarra

sábado, 02 julio 2005
Cuando crecemos, cuando nos damos cuenta que todo en la vida todo, todo, tiene su contrapartida, es de buena gente y de almas generosas desplegar la mirada mas alla de nuestra mismidad, mas alla del infimo instante de nuestro egocentrismo, y observar con amor y altruismo, esa otra mirada que nos da el otro,en su instante, diferente al nuestro, para que nos brote en el espiritu las ansias sagradas del compartir, que es en definitiva los que nos hace humanos. Es ese don que nos da la vida, la reflexion permanente de la otridad, que imprime en nustra corazon y esencia, el sesgo perenne de la compresion y empatia. Y creo, que asentuando esos matices, en el dia a dia de nuestro devenir, adquirimos sin darnos cuenta esa calidad de buena gente, que en un instante u otro, nos sacude y nos comprueba, que teniendo ese manantial dentro, cabe siempre la esperanza en lo humano. Un besito: Liber

Respuesta de maria del rosario barberena

sábado, 02 julio 2005
Que significativo, el apartamento en el que vivo esta en frente a El Avila (tan querido)y me paso algo parecido, lluvia tan fastidiosa cuando estamos en la calle,en la casa una melancolía donde afloran mucho de nuestros más profundos sentimientos, arrullo nocturno, majestuosidad matinal del reverdeser del El Avila, y de las plantas en el entorno, pero también de una profunda angustia de que la lluvia haya destruido viviendas, se hayan desbordado quebradas, ríos o riachuelos, esperando que no vuelva a pasar lo del Edo. Vargas o lo que en muchos sitios en el interior del país. Chao, [email protected]

Respuesta de myke tyson

sábado, 02 julio 2005
SIN GRANDES FLORITURAS DE ESCRITURA, NI GRANDES ELOGIOS, HAY UNA COSA QUE ES LA VERDAD, NOSOTROS SOMOS LOS RESPONSABLES DE TODO LO QUE SUCEDE DE BUENO Y MALO EN ESTE MUNDO, AL IGUAL ALGUNA GENERACION SE DA CUENTA QUE CONSTRUIR ES MAS BENEFICIOSO QUE DESTRUIR. MANEL