Inicio > Foros > Foros-detalle

Nuestros foros de discusión

A PROPOSITO DEL MENSAJE DE ANGELIQUE

por pedro rosiles
sábado, 25 junio 2005
Nunca dejaré de felicitarme por haber buscado y encontrado a este grupo maravilloso, especialmente a Masitas, a quien considero aún sin verla una gran amiga, soy enfermera de profesión, siempre tuve la certeza de que la obesidad es una enfermedad y últimamente muy segura de que se trataba de una adicción, saben cómo lo sospeché? mi esposo, tiene serios problemas con el alcohol, entramos en la lucha por enfrentar su adicción, lo está logrando para lo cual en la terapia el describía sus reacciones, sus vivencias al respecto, y me di cuenta que era lo mismo que yo sentía frente a la comida, pero no sabía exactamente a qué era adicta, y tampoco podía dejar de comer todo y dedicarme a masticar lechuga, por que ya pasé por el callejón oscuro de las dietas criminales, entonces encontré este foro y a Masitas y el Grupo Alfa, estoy trabajando en eso como les he contado en otros mensajes, nunca me he sentido tan bien (fuera de los efectos del sindrome de abstinencia, claro) se lo he comentado a mi esposo y no saben lo bien que nos ha hecho el poder compartir nuestra pena que cuando es de dos "es menos atroz" como reza el dicho, no he dejado de comer rico, por que dicho sea de paso me encanta la cocina, estoy revisando recetas de mi madre y haciendo combinaciones, ya les mandaré algunas para que me digan lo que piensan, pero sin salirme del tema !!!cuán importante es saber que es lo que causa tu mal!!! es mucho más fácil combatirlo, una vez más gracias Masitas, te quiero mucho Carolina de Perú.

Respuesta de mariela telleria

sábado, 25 junio 2005
Muchas gracias Carolina. Una sola persona que entienda de qué se trata todo esto ya es razón suficiente para seguir trabajando, investigando,leyendo y desarrollando trabajo de campo. Es más, te voy a hacer una pequeñita confesión: Mi esposo es alcohólico. Lleva sobrio 15 años. Y su enfermedad me enseñó muchas cosas que posteriormente unidas a lecturas, investigaciones, discusiones y nuevas tendencias clínicas desembocó en Alfa. Una de las cosas que más me impactó a mi cuando hace 15 años mi esposo decidió aceptar que era alcohólico fue lo siguiente: El doctor que iba a trabajar en la desintoxicación de Manuel me sugirió que yo debía dejar de beber para siempre pues de esa forma le facilitaba las cosas a él. Y yo reaccioné en el acto diciendo. "Pero si yo no soy la alcohólica. ¿Por qué debo yo privarme de una copa de champagne en navidad, una cerveza entre amigos, un vino con las comidas?" Y entonces el médico me dijo: Si así te sientes tú, estima cómo se está sientiendo él... Esa simple analogía me hizo entender tantas cosas Carolina... Y desde ese día nos concentramos en aprender de coctelería sin alcohol. Sabemos qué beber según la ocasión sin tocar nada que tenga alcohol pero a la vez, disfrutando en todos los eventos sociales en los que se nos antoja ir. Mi esposo tiene plena conciencia de lo que es una adicción. Y sabe que 15 años de sobriendad pueden dar al retrete si bebe UNA sola copa de cualquier bebida alcohólica. Lo más difícil para él fue aceptar eso. Siempre se decía a si mismo "voy a controlarme, a beber menos" pero eso nunca era así. De pronto pasaba meses controlado y un sábado cualquiera perdía la conciencia y comenzaba todo otra vez. El adicto SIEMPRE justificará la ingesta de aquello que lo tiene esclavizado. Por eso es que hay tanta reacción entorno a dejar por siempre el azucar blanca refinada y la harina de trigo . Las personas afectadas y no afectadas reaccionan en primera instancia igual como lo hiciera yo hace 15 años: "¿Cómo voy a no comerme nunca más un pan o un trozo de torta?"... Es un trabajo de sustitución de hábitos. De aprendizaje. De convencimiento. Dietas hay centenares. Y con más o menos éxito, con todas se adelgaza. Hay curas, masajes, operaciones. Hay un vasto mundo de opciones. Pero el vicio si no se enfrenta simepre acaba por tiunfar. Por eso las recaidas, los rebotes, el efecto yoyo, el pasarse la vida a dieta. La historia cien veces contadas de "esta vez si lo voy a hacer" ... Lo más importante ya lo señalaste tú: identificamos los elementos adictivos. El segundo paso, aceptar que debemos olvidarnos de ellos y aprender a substituirlos. Renacer... Hay un mundo culinario infinito que va más allá de los panes y los dulces... En fin, eres una fuerza importante para mí amiga. Espero segir contando contigo. Por último añadir que estoy segura no sólo ganarás tu propia y terrible guerra sino que verás triunfar a tu esposo en la suya. Por favor escríbeme a mi correo para darte todas mis ubicaciones personales. Una vez más gracias con absolutamente todo mi corazón. Tu amiga, Aída Beccaría ([email protected])

Respuesta de lilia fernan

domingo, 26 junio 2005
He leído con profundo respeto y amor el testimonio y realmetne me encanta haber descubierto esta página y estos testimonios.Al fin un sitio de gentes que ENTIENDEN lo que es la obesidad.La analogía con alcoholicos es exacta, de hecho en Argentina , de donde soy el grupo de ALCO ha sacado su programa del de Alcoholicos Anónimos.Hoy por hoy se sabe que es una adicción y tal como dices Masitas, es cirto que años de abstinencia se van al retrete por una copa nosotros mandamos kilos y esfuerzo por una comida sin programar.A diferncia del alcoholico, nosotros PODEMOS comer hidratos APRENDIENDO que se puede dentro de un plan de alimentación planficada y orientada. Gracias por este foro, gracias por poder sentir que hay un sitio posible en Internet para compartir y para ser apoyada cuando sienta flaquear. [email protected]

Respuesta de Laura Anglica Gonzlez

lunes, 27 junio 2005
hola caro tambien puedes contar conmigo si necesitas hablar con alguien [email protected] besitos fer

Respuesta de mariela telleria

lunes, 27 junio 2005
Hola Liliana. Gracias por tus palabras. y lo que dices es cierto. En Alfa y en la clínica de Obesología que aspiran montar un grupo de médicos y profesionales en Venezuela (ojalá lo logren) hemos decidido trabajar el aspecto psicológico exactamente como lo hacen en Alcohólicos Anónimos, en Hogares Crea y en los sitios de rehabilitación. Pues la situación es la misma sólo que con otros componentes adictivos. De cualquier forma, al margen de eso, gracias por tu cariñoso y cálido saludo. Aída Becaria (Masitas)