Inicio > Foros > Foros-detalle

Nuestros foros de discusión

Para Masitas y quien lea

por luciana marcinn
viernes, 24 junio 2005
Esto va dirigido a Masitas, que de hecho, tus conocimientos de nutrición saludable son tan notables (por lo cual te felicito), que en vez de Masitas deberias rebautizarte como Manzana! :) Ante todo quiero aclarar que esto no va con ánimos ni de ofenderte a vos ni a nadie. Pero no estoy de acuerdo con muchas de las cosas que decis. No por atracarse uno es esclavo de la comida. Son 2 cosas diferentes y las razones del atracon van mucho mas alla de la comida en si. Es como si se penalizara por el hecho humano de que a uno le guste consumir aquello que le provoca placer a las papilas gustativas y al cuerpo. Uno es esclavo de la comida porque ASI LO ELIGE, y no por ser gordo hay que privarse rotundamente de comida real. ELEGIR en el aspecto que esta en uno controlar o no los atracones, nadie te apunta con un revolver obligándote a comer todo lo que tengas adelante, o si? Aclaro que no hago apología a comer solo chatarra, pero cuánto tiempo puede durarte ? Si fuiste una esclava voluntaria de las dietas, como yo lo fui y aun hoy lo sigo siendo, sabes que eventualmente, luego de 2 semanas, 2 meses, 2 años, tu propio cuerpo se te revela, atiborrándote de todas las cosas "ilegales", para hundirte en un pozo depresivo otra vez, y seguir asi el maldito círculo vicioso (y en este mismo foro hay miles de ejemplos que confirman esto). "Convencerse" de que uno es esclavo de la comida no es avanzar, es RETROCEDER. Porque se esta menospreciando a la persona misma, estas convenciendote que no tenes derecho a disfrutar, que no tenes control, qu tenes que vivir bajo las normas de otro con lo que se come, es autoconvencerse que uno no puede confiar en su cuerpo, que vas a vivir tu vida queriendo bajar el sobrepeso comiendo verduras y frutas, cuando vivis envidiando a los que te rodean por comer las cosas que desearías. Cuanto tiempo dura la olla hasta que explota la tapa? Hasta cuando vivir en tal infierno voluntario? Soy la unica persona que se plantea esto?

Respuesta de manuel moreno

viernes, 24 junio 2005
bueno yo te diria , que si las cosas que valen la pena se hicieran facil, cualquiera las haria.y si muchos de nosotros no nacimos con un metabolismo previlegiado como muchas personas que comen lo que quieren y no suben un gramo, tenemos que buscar la forma de ayudarnos ..sea cual sea la forma , ejercicios ,dietas, grupos de ayuda etc, etc, mucho se dice y de habla al respecto del sobrepeso, pero , quien tiene la razon? todos pensamos diferente , tenemos ideas diferentes, culturas diferentes(llamese; espana, argentina, venezuela, mexico , chile etc)sinembargo compartimos el mismo problema SOBREPESO, SIN IMPORTAR el status social, entonces cual es el verdadero factor del sobrepeso? hasta hoy nadie sabe con certeza, porque ya lo habrian solucionado...como decia antes cada cabeza es un mundo.concluyo diciendote que si hay una persona que me encanta leer es masitas, y no importa cual grande sea su post siempre los leo, es una gran comunicadora que tranmite y te hace sentir muy bien , y cuando no escribe la extranamos.saludos para ti y un beso para masitas.diana

Respuesta de Natalia Soledad

viernes, 24 junio 2005
Aca les adjunto un escrito sobre la obesidad que un amigo me lo dio. Espero que les ayude o les sirva en algo , ya que a veces uno n tiene claro que es exactamente esta enfermedad. SALUDOS ¿QUE ES LA OBSEIDAD? ES UNA ENFERMEDAD DEL CUERPO Y DE LA MENTE QUE SE CARACTERIZA POR: - EXCESIVA FACILIDAD DEL ORGANISMO PARA FABRICAR TEJIDO GRASO. -TENDENCIA A COMER MAL -TENDENCIA A MOVERSE POCO LA FACILIDAD QUE TIENEN LOS OBESOS PARA FABRICAR TEJIDO GRASO NO DEPENDE DE NINGUNA GRANDULA SINO DE FACTORES GENETICOS Y METABOLICOS QUE LAMENTBLEMENTE NO PUEDEN SER MODIFICADOS.LA TENDENCIA A ENGORDAR EXISTIRA SIEMPRE Y EL METABOLISMO (O SEA LA ENERGIA QUE CADA CUERPO GASTA EN RESPIRAR , DIGERIR ECT) SERA SIEMPRE IGUAL.EN CAMBIO LOS OTROS FACTORES SI SE PUEDEN RECTIFICAR Y EN ELLOS DEBEMOS CONCENTRAR NUESTRO ESFUERZO SI HEMOS ENGORDADO Y QUEREMOS ADELAGAZAR: - TENDENCIA A COMER MAL: SIGNIFICA COMER MUCHO, ELEGIR COMIDAS DE ELEVADO VALOR CALORICO O DISTRIBUIR MAL LAS COMIDAD.PARA MODIFICAR LA FORMA DE COMER ES NECESARIO REVISAR EL AMBIENTE QUE NOS RODEA,NUESTROS HABITOS Y NUESTRA CONDUCTA. SENDENTARISMO: EN REALIDAD NO INTERESA DEMASIADO SI EL SEDENTARISMO ES CAUSA O CENSECUENCIA DE LA OBESIDAD , LO IMPORTANTE ES COMPRENDER LA NECESIDAD DE INCORPORAR O INCREMENTAR EL MOVIMIENTO DE NUESTRO CUERPO.

Respuesta de karina cabrera

viernes, 24 junio 2005
Claro que lo elije Angelique. Esa es quizás la única cosa lógica que leí en tu post. Como el borracho también elige beber desaforadamente y sin detenerse pues sus papilas gustativas, sus celulas y cerebro se lo piden. Y nadie excepto el borracho tienen la opción de decidir si deja de beber o no. La idea (si te molestases en leer realmente todo lo que esta gente dice lo entederias mejor) es que los obesos son (somos porque yo ya lo acepte aunque me costo) adictos al hidrato de carbono simple y que eso hace que coman compulsivamente a veces sin entender porque lo hacen. Y que si se acepta eso y se deja de comer lo que produce la adicción podemos justamente dejar de ser esclavos de dietas y tratamientos. Porque cualquiera que deje de comer o baje las cantidades de calorias que traga va a adelgazar. Pero tambien es cierto como dice la Señora Aida (por cierto que tu comentario de manzana estuvo demás, fue antipatico e infantil) es simplemente que se puede comer bien y sabroso pero dejando a un lado aquello que nos hace comer sin parar. Que si entendi bien es el azucar blanca refinada y la harina de trigo. Y claro las combinaciones de estas dos cosas.Y por ultimo te cuento que aconsejar a las personas a que se tomen las cosas con calma, a que aprendan a comer, a que hagan las cosas un dia a la vez es para ti falso, entonces me parece que tu vives mas engañada de lo que crees y eres mas viciosa de la comida de lo que supones.

Respuesta de aide vazquez

viernes, 24 junio 2005
Intentaré decir lo que pienso en pocas palabras aunque siempre me cuesta. El reconocer una adicción o compulsión según sea el caso no nos lleva a autocompadecernos y mucho menos a dejar de hacer lo propio para solventarlo. Una vez reconocido, aceptado y entendido nuestro problema, podremos entonces comenzar a buscar soluciones. Yo formo parte integral del estudio que Masitas lleva a cabo y debo decir que hasta que no acepté mi verdadera adicción a los carbohidratos y me puse a investigar al respecto, nunca antes me sentí tan bien encaminada a mantener mi peso corporal. Cuando entiendes la adicción puedes evitar situaciones que la detonen, puedes buscar la ayuda correspondiente y puedes también elegir métodos para contrarestarla.Nadie me pone una pistola en el pecho para que me coma el pan, claro que no, literalmete NO, pero tampoco nadie me pone una navaja al cuello para que encienda mi próximo cigarrillo y sin embargo lo enciendo. Que se supone que debo hacer?? aceptar que soy fumadora y lanzar humo por la boca hasta que me provoque un cáncer o un enfisema pulmonar?? Ahhhhhh pero feliz con mi cigarrillo en la mano!!! No estoy de acuerdo con tu apreciación pues entonces tendría que aceptar que simplemente comeré lo que me gusta para no vivir como dices esclava de una dieta (cosa que no es la planteada, no estás bien informada) y mientras como lo que me gusta entonces se supone acaso que seré feliz viendo como día a día aumenta mi peso?? Eso no se lo cree NADIE!!! Repetiré lo que siempre digo, ese cuento del gordo que anda feliz con sus kilos no es más que una verdadera y absoluta limitación para tomar las acciones que se deben tomar, es una mentira del tamaño del mundo, no somos felices siendo gordos y mucho menos obesos. Quien así quiera hacerlo ver, está escudándose en su propia mentira. Diré hasta el cansancio que hago que me respeten como soy, con kilos o sin ellos pero de allí a hacerle creer a mis semejantes que soy feliz cuando no mantengo un peso correcto, no llego, me respeto demasiado para hacerlo y respeto al resto del mundo lo suficiente para reconocer que tengo un problema, que no es sencillo llevar el día a día pero que jamás bajaré los guantes ante una enfermedad por mucho que me cueste el intento. Mis respetos para tí pero no creo que entiendas lo que estamos tratando de hacer. Patty.

Respuesta de karina cabrera

viernes, 24 junio 2005
Para que usted entienda un poco mejor por donde va la cosa me tomé la libertad de copiar uno de los post de LA SEÑORA AIDA: "Una enfermedad terrible por [email protected], del 5/26/2005 "Muchas veces los obesos escuchamos decir que la obesidad es una enfermedad... Y lo es. Es una enfermedad ADICTIVA. Y lo grave es que muchos médicos (muchísimos lamentablemente) repiten lo de la enfermedad adictiva como autómatas, sin entender realmente de lo que están hablando, pues en el fondo piensan (y hasta muchos gordos también) que todo se reduce a un problema de voluntad y que por culpa de la gula el gordo sufre su merecido infierno...Vuelvo con lo mismo señores: LA OBESIDAD ES UNA ENFERMEDAD ADICTIVA. Las adicciones todas (alcohol, drogas, cigarros, carbohidratos, azúcares, anfetaminas o lo que sea) producen en el organismo siempre el mismo mecanismo, que es el de activar las glándulas que producen estados particulares que conducen de nuevo a la compulsión. Es un círculo vicioso terrible. No basta con decirle a un adicto a la cocaína que no la consuma o a un fumador que no fume ó a un obeso pedirle que no coma. Uno puede encerrar a un alcohólico a la fuerza en una habitación bajo llave hasta que se desintoxique. Y ciertamente al cabo de un tiempo saldrá "limpio" del cuarto... pero...al salir de allí tendrá los mismos conflictos y problemas con los que entró, así que lo más probable es que en cualquier momento arranque a beber dónde lo dejó. Y al obeso le pasa lo mismo. Uno se forza (es el símil del encierro obligado) a hacer la dieta tal o cual y claro, a las primeras de cambio pierde peso. Pero al mínimo traspié se arranca a comer como siempre, se recupera el peso y se agudiza el problema. Ahora bien, siempre escucho decir esto: "Si claro, pero el adicto al cigarro tiene que dejar el cigarro. El adicto al alcohol debe dejar el alcohol. Y nosotros ¿Qué? ¿Dejamos de comer? Y no. La respuesta es siempre ésta: No se debe dejar de comer. SE DEBE CAMBIAR DE HABITOS. No se trata de seguir una dieta. Sino de aprender qué productos debemos ERRADICAR DE NUESTRAS VIDAS y cuáles productos DEBEMOS APRENDER A INCORPORAR. Aprender por ejemplo cuál es la diferencia entre el Hidrato de Carbono Simple (productos refinados) y el Hidrato de Carbono Complejo. El Hidrato de Carbono simple está presente en el azúcar blanca refinada y en la harina de trigo (harina blanca) y SIEMPRE terminan por convertirse en glucosa. Y la glucosa en altas dosis desencadena un proceso glandular que permite al organismo entrar en una suerte de estado de euforia, o de alerta o de bienestar (dependiendo de la persona) casi de inmediato. Pero así como el efecto es rápido, rápidamente este estado desaparece. Y nos queda una persona irritable, nerviosa, ansiosa. Cuando la glucosa desciende tan violentamente como ha subido, el gordo sufre de hipoglucemia. Y entonces pasa a sentirse cansado, somnoliento, deprimido, abatido sin ganas ni fuerzas para hacer nada. Para salir de este estado viene nuevamente la ingesta de Hidratos de Carbono Simple (azúcar y harina) que habrán de elevar la glucosa. Y luego ésta volverá a caer, y así sucesivamente. El Hidrato de Carbono Complejo está presente en los cereales, en legumbres integrales, en el trigo no procesado. Y se almacena en el hígado como glucógeno. Y es liberado al torrente sanguíneo en pequeñas dosis y a medida que el cuerpo lo requiere. En otras palabras, el organismo está en condiciones de "autosuministrarse" la dosis que requiera sin producir picos en ascenso o descenso. Allí estriba la diferencia. Para que me entiendan, los hidratos de carbono simple desencadenan la compulsión. No así los hidratos de carbono complejos. Noten ustedes que los niños en las fiestas de cumpleaños se desencadenan. Y esta hiperactividad la da la cantidad de azucares y tartas y gaseosas que el niño come y bebe en las fiestas. Si usted quiere tener a un niño despierto hasta altas horas de la noche, de le justo antes de acostarse un pedazo de torta de chocolate... Ahora bien. La glucosa es digamos el "combustible" que necesita el cerebro para funcionar. No se puede tampoco prescindir de ella. Pero si usted a su carro le pone el doble de gasolina (nafta) que necesita para arrancar, éste se ahogará. La mejor forma de no "ahogarnos" en glucosa es ingiriendo los hidratos complejos y olvidando los simples (azúcar refinada y harinas blancas). A diferencia del auto que se ahoga, el ser humano es tan complejo que hace lo imposible por salvarse. Y entonces el páncreas segrega toneladas de insulina para poder manejar el exceso de glucosa. Y cuando un día el obeso no come azúcar o harinas blancas, hay demasiada insulina dando vueltas en su cuerpo. Se produce la hipoglucemia. Y el obeso se deprime, se achicopala, se siente cansado, adormilado, agotado, inútil... Entonces se desata la compulsión y volvemos al exceso de glucosa. A veces es tan alta la dosis de glucosa que el obeso se pone agresivo. De allí que un gordo amanece eufórico, sintiendo que podrá doblegar el mundo y luego, al atardecer, pierde ánimos y de repente se sorprende a si mismo comiendo como un salvaje. Sintiendo con ello la angustia y la depresión características porque no se pudo controlar. Al cabo de unas horas, lo ingerido se convierte en glucosa, y de nuevo la euforia...De allí que un gordo se obliga a si mismo a hacer dieta (cualquiera de las miles que andan por el mundo) y pierden peso y luego se desata a comer con más pasión que nunca, y mientras esto ocurre no entiende por qué. Y con la cabeza gacha escucha como todo su entorno lo critica. ... Y volvemos donde estábamos (como cualquier adicto). Recuperando lo perdido. En consecuencia HAY QUE REMOVER LAS ESTRUCTURAS. CAMBIAR HABITOS. COSTUMBRES. ESTILOS Y FORMAS DE VIDA. Pero el primer paso. El único verdadero primer paso para ello es entender y aceptar que se está enfermo. Que se es adicto. Que si bien está en nuestras manos lograr salir de esto NO SOMOS CERDOS SIN VOLUNTAD. NO SOMOS SUCIOS GOLOSOS. El obeso, como el alcohólico, como el adicto a la cocaína o a la heroína tiene que trabajar mucho, muy duro y toda su vida para llegar a estar "limpio". recuerden: Somos personas con una enfermedad adictiva. Empecemos por aceptar esto. Y concedámonos el merecido derecho de entender y hacerle entender a quien competa que nuestro problema no lo resuelve la simple fuerza de voluntad. Primero lo primero. Reconozcamos el problema. Segundo, aceptémoslo. Tercero, procedamos a erradicar con todo el dolor de nuestras almas aquello que nos ha mantenido condenados y encadenados a una vida de humillaciones y vejaciones: el azúcar refinada y las harinas blancas y todas las combinaciones que de ellas se derivan. Y por último: Aprendamos de nuevo a vivir, con nuevos hábitos y nuevos estilos de vida. Hay un mundo culinario rico esperándonos que no requiere de estos elementos. Esa es la vía para comenzar. Hay otras cosas que añadir a lo expuesto, pero se las diré más adelante. Feliz día a todos y un gran abrazo. Lic. Aída María Beccaría País. " Creo que con esto y lo que magistralmente expuso la señora Patty (a quien por cierto me alegro infinito leerla, gracias a Dios esta bien) me parece suficiente para que se entienda la cosa.

Respuesta de pedro rosiles

sábado, 25 junio 2005
Nunca dejaré de felicitarme por haber buscado y encontrado a este grupo maravilloso, especialmente a Masitas, a quien considero aún sin verla una gran amiga, soy enfermera de profesión, siempre tuve la certeza de que la obesidad es una enfermedad y últimamente muy segura de que se trataba de una adicción, saben cómo lo sospeché? mi esposo, tiene serios problemas con el alcohol, entramos en la lucha por enfrentar su adicción, lo está logrando para lo cual en la terapia el describía sus reacciones, sus vivencias al respecto, y me di cuenta que era lo mismo que yo sentía frente a la comida, pero no sabía exactamente a qué era adicta, y tampoco podía dejar de comer todo y dedicarme a masticar lechuga, por que ya pasé por el callejón oscuro de las dietas criminales, entonces encontré este foro y a Masitas y el Grupo Alfa, estoy trabajando en eso como les he contado en otros mensajes, nunca me he sentido tan bien (fuera de los efectos del sindrome de abstinencia, claro) se lo he comentado a mi esposo y no saben lo bien que nos ha hecho el poder compartir nuestra pena que cuando es de dos "es menos atroz" como reza el dicho, no he dejado de comer rico, por que dicho sea de paso me encanta la cocina, estoy revisando recetas de mi madre y haciendo combinaciones, ya les mandaré algunas para que me digan lo que piensan, pero sin salirme del tema !!!cuán importante es saber que es lo que causa tu mal!!! es mucho más fácil combatirlo, una vez más gracias Masitas, te quiero mucho Carolina de Perú.