Inicio > Foros > Foros-detalle

Nuestros foros de discusión

MARCELA SOBRE CROMO PARTE I

por mariela telleria
martes, 14 junio 2005
Marcela: en este post te voy a copiar la información que hallé sobre Cromo. Luego en otro Post dónde acudir on line para que puedas ponerte en contacto directo con pediatras para la consulta sobre el caso particular de tu hijo y un tercer post sobre qué denuncias comenzar a hacer. “El Cromo (VI) es un peligro para la salud de los humanos, mayoritariamente para la gente que trabaja en la industria del acero y textil. La gente que fuma tabaco también puede tener un alto grado de exposición al Cromo. El Cromo (VI) es conocido porque causa varios efectos sobre la salud. Cuando es un compuesto en los productos de la piel, puede causar reacciones alérgicas, como es erupciones cutáneas. Después de ser respirado el Cromo (VI) puede causar irritación de la nariz y sangrado de la nariz. Otros problemas de salud que son causados por el Cromo (VI) son; • Erupciones cutáneas • Malestar de estómago y úlceras • Problemas respiratorios • Debilitamiento del sistema inmune • Daño en los riñones e hígado • Alteración del material genético • Cáncer de pulmón • Muerte Efectos ambientales del Cromo Hay varias clases diferentes de Cromo que difieren de sus efectos sobre los organismos. El Cromo entra en el aire, agua y suelo en forma de Cromo (III) y Cromo (VI) a través de procesos naturales y actividades humanas. Las mayores actividades humanas que incrementan las concentraciones de Cromo (III) son el acero, las peleterías y las industrias textiles, pintura eléctrica y otras aplicaciones industriales del Cromo (VI). Estas aplicaciones incrementarán las concentraciones del Cromo en agua. A través de la combustión del carbón el Cromo será también emitido al agua y eventualmente se disolverá. El Cromo (VI) es mayoritariamente tóxico para el organismo. Este puede alterar el material genético y causar cáncer. Los compuestos del cromo (VI) actúan en casi todos los sistemas de ensayo diseñados para determinar sus efectos mutagénicos. El hecho comprobado de que atraviesa la placenta significa un alto riesgo, para los embriones y fetos. para los embriones y fetos. El efecto carcinogénico de los compuestos del cromo (VI) no solo ha sido demostrado experimentalmente con animales, sino también ha sido confirmado por los resultados de estudios epidemiológicos realizados a grupos humanos expuestos a estas sustancias en su lugar de trabajo. Las intoxicaciones agudas con compuestos de cromo VI se manifiestan en lesiones renales, mutaciones en el tracto gastrointestinal así como acumulaciones en el hígado, en el riñón, en la glándula tiroides y en la medula ósea. El índice de eliminación es muy lento. En las plantas se conocen, entre otras, lesiones en el sistema radicular, las raíces no desarrollan bien y las hojas se mantenían angostas, tomando una coloración parda rojiza con aparición de pequeñas manchas neuróticas.En los sistemas acuáticos, la toxicidad de los compuestos solubles del cromo varía según la temperatura, PH y dureza del agua y según las especies de organismos que los pueblan. Los compuestos del cromo VI se disuelven con facilidad, pero en condiciones naturales y en presencia de materia orgánica oxidable se reducen rápidamente a compuestos cromo III, que es más estable y menos hidrosolubles. En los suelos la movilidad del cromo en la pedosfera solamente puede evaluarse si se consideraran la capacidad de absorción y reducción de los suelos y de los sedimentos. El cromo VI, aun en concentraciones relativamente bajas, ya resulta toxico, siendo el PH del suelo un factor fundamental. El uso de abonos fosfatados incrementa el ingreso de cromo al suelo. En los suelos la movilidad del cromo en la pedosfera solamente puede evaluarse si se consideraran la capacidad de absorción y reducción de los suelos y de los sedimentos. El cromo VI, aun en concentraciones relativamente bajas, ya resulta toxico, siendo el PH del suelo un factor fundamental. El uso de abonos fosfatados incrementa el ingreso de cromo al suelo.

Respuesta de mariela telleria

martes, 14 junio 2005
Efectos ambientales del Cromo Hay varias clases diferentes de Cromo que difieren de sus efectos sobre los organismos. El Cromo entra en el aire, agua y suelo en forma de Cromo (III) y Cromo (VI) a través de procesos naturales y actividades humanas. Las mayores actividades humanas que incrementan las concentraciones de Cromo (III) son el acero, las peleterías y las industrias textiles, pintura eléctrica y otras aplicaciones industriales del Cromo (VI). Estas aplicaciones incrementarán las concentraciones del Cromo en agua. A través de la combustión del carbón el Cromo será también emitido al agua y eventualmente se disolverá.El Cromo (VI) es mayoritariamente tóxico para el organismo. Este puede alterar el material genético y causar cáncer. Los compuestos del cromo (VI) actúan en casi todos los sistemas de ensayo diseñados para determinar sus efectos mutagénicos. El hecho comprobado de que atraviesa la placenta significa un alto riesgo, para los embriones y fetos. El efecto carcinogénico de los compuestos del cromo (VI) no solo ha sido demostrado experimentalmente con animales, sino también ha sido confirmado por los resultados de estudios epidemiológicos realizados a grupos humanos expuestos a estas sustancias en su lugar de trabajo. Las intoxicaciones agudas con compuestos de cromo VI se manifiestan en lesiones renales, mutaciones en el tracto gastrointestinal así como acumulaciones en el hígado, en el riñón, en la glándula tiroides y en la medula ósea. El índice de eliminación es muy lento. En las plantas se conocen, entre otras, lesiones en el sistema radicular, las raíces no desarrollan bien y las hojas se mantenían angostas, tomando una coloración parda rojiza con aparición de pequeñas manchas neuróticas. En los sistemas acuáticos, la toxicidad de los compuestos solubles del cromo varía según la temperatura, PH y dureza del agua y según las especies de organismos que los pueblan. Los compuestos del cromo VI se disuelven con facilidad, pero en condiciones naturales y en presencia de materia orgánica oxidable se reducen rápidamente a compuestos cromo III, que es más estable y menos hidrosolubles. En los suelos la movilidad del cromo en la pedosfera solamente puede evaluarse si se consideraran la capacidad de absorción y reducción de los suelos y de los sedimentos. El cromo VI, aun en concentraciones relativamente bajas, ya resulta toxico, siendo el PH del suelo un factor fundamental. El uso de abonos fosfatados incrementa el ingreso de cromo al suelo. En los suelos la movilidad del cromo en la pedosfera solamente puede evaluarse si se consideraran la capacidad de absorción y reducción de los suelos y de los sedimentos. El cromo VI, aun en concentraciones relativamente bajas, ya resulta toxico, siendo el PH del suelo un factor fundamental. El uso de abonos fosfatados incrementa el ingreso de cromo al suelo. Fuente: Ing. Elías Gómez Mesa MsC Santo Domingo, Rep. Dom. [email protected]

Respuesta de mariela telleria

martes, 14 junio 2005
Información Obtenida a través de National Technical Information Service 5285 Port Royal Road Springfield, VA 22161 1.1 ¿Qué es el cromo? El cromo es un elemento natural que se encuentra en las rocas, los animales, las plantas, el suelo y en polvo y gases volcánicos. El cromo está presente en el ambiente en varias formas diferentes. Las formas más comunes son el cromo metálico (0), el cromo trivalente (III) y el cromo hexavalente (VI). El cromo (III) ocurre naturalmente en el ambiente y es un elemento nutritivo esencial que el cuerpo requiere para promover la acción de la insulina de manera que los azúcares, las proteínas y las grasas puedan ser utilizados por el organismo. El cromo (VI) y el cromo (0) son producidos por procesos industriales. No se ha asociado ningún sabor u olor con los compuestos de cromo. El cromo metálico (cromo cero [0]), es un sólido de color acero-grisáceo que se derrite a temperatura muy alta. Se usa principalmente para producir acero y otras aleaciones (mezclas de metales). El mineral cromita, que contiene la forma de cromo (III) y que ocurre naturalmente, se usa como ladrillo de revestimiento en hornos industriales, en la manufactura de metales y aleaciones y de sustancias químicas. Los compuestos de cromo, principalmente las formas de cromo (III) y (VI), producidas por la industria se usan para cromado de metales, manufactura de colorantes y pigmentos, curtido de cuero y preservación de madera. Cantidades menores se usan en barrenas usadas en la extracción de petróleo, inhibidores de corrosión, en la industria textil y en toner para copiadoras.1.2 ¿Cómo podría yo estar expuesto al cromo? Usted puede estar expuesto al cromo al respirar aire, tomar agua o comer alimentos que contienen cromo o a través de contacto de la piel con cromo o compuestos de cromo. Usted también puede estar expuesto al cromo a través del uso de productos de consumo, como por ejemplo utensilios domésticos, preservativos para madera, cemento, productos de limpieza, productos textiles y cuero curtido. Las personas que trabajan en industrias que procesan o usan cromo o compuestos de cromo pueden estar expuestas a niveles de cromo más altos que lo normal. Se estima que 305,000 trabajadores en los Estados Unidos están potencialmente expuestos en el trabajo al cromo y a compuestos que contienen cromo.La exposición ocupacional al cromo (la forma importante se indica en paréntesis) puede ocurrir en las siguientes industrias:•Soldadura de acero inoxidable (cromo VI)•Manufactura de cromato •Cromado de metales (cromo VI) •Industria de ferrocromo (cromo III y cromo VI) •Pigmentos de cromo (cromo III y cromo VI) •Curtido de cuero (principalmente cromo1.3 ¿Cómo puede el cromo entrar y abandonar mi cuerpo? El cromo puede entrar a su cuerpo cuando respira aire, come alimentos o toma agua que contiene cromo. En general, el cromo (VI) es absorbido por el cuerpo más fácilmente que el cromo (III), pero una vez en el cuerpo, el cromo (VI) es transformado a cromo (III). Cuando usted respira aire que contiene cromo, las partículas de cromo pueden depositarse en los pulmones. Las partículas que se depositan en la parte superior de los pulmones pueden ser expulsadas hacia la garganta por la tos y luego ser tragadas. Las partículas que se depositan en áreas profundas del pulmón probablemente permanecerán ahí un tiempo suficiente que les permitirá pasar a través del pulmón a la corriente sanguínea. Una vez en la corriente sanguínea, el cromo es distribuido a través de todo el cuerpo. El cromo pasa a través de los riñones y es eliminado en la orina en unos pocos días. Todo el mundo consume diariamente pequeñas cantidades de cromo. La mayor parte del cromo que usted traga abandona su cuerpo en las heces en pocos días sin haber pasado a la sangre. Una pequeña cantidad (aproximadamente 0.4-2.1%) entra a la corriente sanguínea a través de los intestinos. El cromo (III) que se encuentra en los alimentos puede adherirse a otros compuestos que facilitan que el cromo entre a la corriente sanguínea desde el estómago y los intestinos. Esta forma de cromo es usada por su cuerpo para llevar a cabo funciones esenciales. Si su piel entra en contacto con el cromo, muy poca cantidad entrará a su cuerpo a menos que tenga raspaduras u otras lastimaduras en su piel. 1.4 ¿Cómo puede afectar mi salud el cromo? Para proteger al público de los efectos perjudiciales de sustancias químicas tóxicas, y para encontrar maneras para tratar a personas que han sido afectadas, los científicos usan una variedad de pruebasEn general, el cromo (VI) es más tóxico que el cromo (III). Respirar altos niveles (mayores que 2 µg/m³) de cromo (VI), tal como en un compuesto conocido como ácido crómico o trióxido de cromo (VI), puede producir irritación de la nariz, estornudos, comezón, hemorragias nasales, úlceras, y perforaciones en el tabique nasal. Estos efectos han ocurrido principalmente en trabajadores que manufacturan o usan cromo (VI) durante meses o años. La exposición prolongada al cromo ha sido asociada con cáncer del pulmón en trabajadores expuestos a niveles en el aire 100 a 1,000 veces más altos que los que se encuentran naturalmente en el ambiente. El cáncer del pulmón puede ocurrir mucho después que la exposición ha terminado.. La exposición prolongada al cromo ha sido asociada con cáncer del pulmón en trabajadores expuestos a niveles en el aire 100 a 1,000 veces más altos que los que se encuentran naturalmente en el ambiente. El cáncer del pulmón puede ocurrir mucho después que la exposición ha terminado. Se cree que el cromo (VI) es el principal causante del aumento en la tasa de cáncer del pulmón en trabajadores expuestos a altos niveles de cromo en el aire del trabajo. Respirar pequeñas cantidades de cromo (VI) durante períodos breves o prolongados no causa problemas en la mayoría de la gente. Sin embargo, los altos niveles de cromo en el trabajo han producido ataques de asma en gente que es alérgica al cromo. Respirar cromo (III) no produce irritación de la nariz o de la boca en la mayoría de la gente. Asimismo, tragar pequeñas cantidades de cromo (VI) no causa problemas; sin embargo, tragar cantidades más altas ha producido malestar estomacal, úlceras, convulsiones, daño del hígado y el riñón y aun la muerte.Los niveles de cromo (VI) que produjeron estos efectos fueron mucho más altos que los que usted puede estar expuesto a través de los alimentos o el agua. Aunque el cromo (III) en pequeñas cantidades es un elemento nutritivo que el cuerpo necesita, ingerir grandes cantidades de cromo (III) puede causar problemas a la salud. Los trabajadores que tuvieron contacto con líquidos o sólidos que contenían cromo (VI) desarrollaron úlceras en la piel. Ciertas personas son extremadamente sensibles al cromo (VI) o al cromo (III). En estas personas se han observado reacciones alérgicas que se manifiestan en serio enrojecimiento e hinchazón de la piel. La exposición al cromo (III) es menos probable que cause salpullidos en personas sensibles al cromo que la exposición al cromo (VI).

Respuesta de mariela telleria

martes, 14 junio 2005
Debido a que los compuestos de cromo (VI) han sido asociados con cáncer del pulmón en trabajadores y han causado cáncer en animales, el Departamento de Salud y Servicios Humanos (DHHS) ha determinado que ciertos compuestos de cromo (VI)(cromato de calcio, trióxido de cromo, cromato de plomo, cromato de estroncio y cromato de cinc) son carcinogénicos en seres humanos. La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) ha determinado que el cromo (VI) es carcinogénico en seres humanos en base a suficiente evidencia en seres humanos expuestos al cromo (VI) en las industrias de producción de cromatos, de colorantes de cromato y de cromado de metales. La determinación de la IARC también se basa en evidencia en experimentos en animales expuestos a cromatos de calcio, cinc, estroncio y plomo; y en evidencia limitada en animales expuestos a trióxido de cromo (ácido crómico) y a dicromato de sodio. La IARC también ha determinado que el cromo (VI) en el aire es carcinogénico en seres humanos. La EPA también ha determinado que no hay suficiente información para determinar si el cromo (VI) en el agua o en los alimentos y el cromo (III) son carcinogénicos en seres humanos. 1.5 ¿Cómo puede el cromo afectar a los niños? Esta sección discute los posibles efectos en seres humanos expuestos durante el período desde la concepción a la madurez a los 18 años de edad. Los niños que viven cerca de sitios de desechos donde hay cromo pueden estar expuestos a cantidades ambientales más altas de cromo al respirar aire, tocar tierra o comer tierra contaminada. Los niños de cinco años de edad o menos que viven en áreas contaminadas tienen niveles de cromo más altos en la orina que los adultos y niños que viven fuera de áreas contaminadas. Muy pocos estudios han investigado como el cromo puede afectar a los niños. Los niños necesitan pequeñas cantidades de cromo (III) para mantener un nivel de crecimiento y desarrollo normal. Es probable que los efectos observados en niños expuestos a altas cantidades de cromo sean similares a los observados en adultos. No sabemos si los niños difieren de los adultos en su susceptibilidad al cromo. No sabemos si la exposición al cromo producirá defectos de nacimiento u otros efectos sobre el desarrollo en seres humanos. En animales expuestos a cromo (VI) se han observado defectos de nacimiento. En crías recién nacidas de animales que tragaron cromo (VI) se han observado deformidades del esqueleto, alteraciones en el desarrollo del sistema reproductivo y la muerte. Se necesitan estudios adicionales en animales para determinar si la exposición al cromo (III) produce defectos de nacimiento. Un estudio en animales demostró que más cromo (III) entra al cuerpo de un recién nacido que al cuerpo de un adulto. No sabemos si esto también sucede con el cromo (VI). No tenemos ninguna información que sugiera que existen diferencias entre niños y adultos en cuanto a donde se encuentra el cromo dentro del cuerpo, o con que rapidez abandona el cuerpo. Los estudios en ratones han demostrado que el cromo cruza la placenta y se concentra en los tejidos del feto. Por lo tanto, las mujeres embarazadas que estuvieron expuestas al cromo en el trabajo o que vivieron cerca de sitios de desechos pueden transferir el cromo de su sangre al bebé. En este caso, el cromo puede acumularse en el bebé en niveles más altos que en la madre. Hay cierta evidencia que sugiere que el cromo puede ser transferido de la madre al niño a través de la leche materna. 1.6 ¿Cómo pueden las familias reducir el riesgo de exposición al cromo? Si su doctor encuentra que usted ha estado expuesto a cantidades significativas de cromo, pregunte si sus niños también podrían haber estado expuestos. Puede que su doctor necesite pedir que su departamento estatal de salud investigue. 1.7 ¿Hay algún examen médico que demuestre que he estado expuesto al cromo? El cromo puede medirse en el cabello, la orina y en la sangre. Sin embargo, debido a que el cromo (III) es un elemento nutritivo esencial, normalmente se encuentran bajos niveles de cromo en los tejidos y en la orina. Los exámenes para determinar exposición al cromo son de utilidad principalmente para personas expuestas a altos niveles. Estos exámenes no pueden determinar los niveles exactos de cromo a los que puede haber estado expuesto ni pueden predecir si ocurrirán efectos a la salud. Los niveles altos de cromo en la orina y en los glóbulos rojos indican exposición a compuestos de cromo (VI) o de cromo (III). Debido a que el cuerpo cambia al cromo (VI) a cromo (III), la forma de cromo a la que usted se expuso no puede determinarse en base a los niveles en la orina. Mucho más cromo (VI) puede entrar a los glóbulos rojos que cromo (III), pero el cromo (VI) puede ser transformado a cromo (III) en el interior de estas células. Por lo tanto, los niveles de cromo dentro de los glóbulos rojos indican exposición a cromo (VI). Debido a que los glóbulos rojos duran aproximadamente 120 días antes de ser reemplazados por células nuevas, la presencia de cromo en los glóbulos rojos puede demostrar que una persona se expuso al cromo dentro de 120 días antes del examen, pero no si la exposición ocurrió más de 120 días antes del examen. 1.9 ¿Dónde puedo obtener más información? Si usted tiene preguntas o preocupaciones adicionales, por favor contacte al departamento de salud y calidad ambiental de su comunidad o estado o a la Agencia para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades División de Toxicología 1600 Clifton Road NE, Mailstop F-32 Atlanta, GA 30333 Dirección vía WWW: http://www.atsdr.cdc.gov/es/ en español *Línea para información y asistencia técnica Teléfono: 1-888-42-ATSDR (1-888-422-8737) Facsímil: 1-770-488-4178 La ATSDR también puede indicarle la ubicación de clínicas de salud ocupacional y ambiental. Estas clínicas se especializan en la identificación, evaluación y el tratamiento de enfermedades causadas por la exposición a sustancias peligrosas".National Technical Information Service 5285 Port Royal Road Springfield, VA 22161 Teléfono: 1-800-553-6847 ó 1-703-605-6000