Inicio > Foros > Foros-detalle

Nuestros foros de discusión

¿Igualdad laboral?

por yveda yveda
miércoles, 09 febrero 2005

Ya vimos cómo el sobrepeso algunas veces puede provocar una reacción adversa y hasta maltrato en una situación social. ¿Pero qué pasa cuando alguien va en busca de empleo? ¿Cree que una persona delgada tiene mejores posibilidades de ser contratada que una gorda, aunque tenga las mismas habilidades? La cámara oculta, esta vez en Nueva York, lo demostró.
 
Para ponerlo a prueba, salimos a la calle en busca de trabajo con Madeline y Roy y por separado con Amanda y Ricardo, dos personas que tienen las mismas habilidades que ellos, pero no el mismo tamaño.

Cada uno llevó consigo una cámara oculta, y nosotros les seguimos los pasos mientras solicitaban los empleos. el primer lugar fue una mueblería donde se buscaba chofer.
 
"Me preguntaron si yo tenía una licencia a clase comercial y le dije que no entonces me dijo que no me podía dar el trabajo", cuenta Roy. Pero cuando Ricardo fue al mismo sitio a pedir trabajo, no le preguntaron si tenía la licencia comercial. Es más, le ofrecieron un puesto de asistente. Cuando fueron a solicitar empleo en otra empresa camionera, ambos recibieron el mismo trato.

Pero en una conocida farmacia, el resultado fue....algo distinto. "Me citaron para una nueva oportunidad, para una nueva segunda entrevista. Recuerdo que apliqué un jueves y me dijo que el sábado podía ir", relata Ricardo. Roy, en cambio, tuvo que esperar media hora después de llenar su solicitud y nunca le ofrecieron una segunda entrevista.

Acostumbrado a ser pasado por alto, a Roy lo que le molestó en esta experiencia fue el trato personal: "Lo único negativo y que me di cuenta y esto no fue en la farmacia, sino en la empresa de mueblerías fue que el manager cuando me senté en el salón me dió una mirada ligera de pies a cabeza". 
 
La experiencia con las mujeres fue similar. Con Amanda :fuimos a una tienda conocida de  ropa. "La jefa estaba allí, me entrevistó inmediatamente y me dijo que volviera un viernes a una entrevista donde iban a entrevistar mucha  gente porque están abriendo otra tienda", cuenta. A Madeline también le dieron una aplicación: "Me dijo que podia regresar pero nunca me dijo del otro dia que iba a haber una entrevista para todo el mundo".
 
Al igual que a Ricardo, a Amanda le pidieron que regresara para una segunda entrevista. Y cuando las chicas solicitaron un puesto para ventas en un gimnasio, a Amanda le ofrecieron un puesto que no estaba anunciado, el de recepcionista. Pero a Madeline se lo negaron: "Le pregunté a ella si había una posición abierta y me dijo `oh no...`".

Las leyes federales no le ofrecen ninguna oportunidad a los empleados, ningún recurso contra la empresa que discriminan contra ellos por la gordura. "Han habido casos que se han tratado de perseguir en la Corte, y muy pocos de esos casos han resultado en algún beneficio para el empleado. Normalmente la corte decide que la condición de un empleado con sobrepeso no está protegido por la ley", asegura Virginia Herrero Pagliery, una abogada cuya especialidad es la discriminación en el empleo.

En el estado de Michigan, las ciudades de San Francisco y Santa Cruz en California, al igual que en la capital de la Nación, sí existen leyes que protegen al empleado si es discriminado por sobrepeso.

Como resultado de nuestro experimento no podemos probar que hubo discriminación. Lo unico que quedó claro es que tuvieron mejor aceptación Amanda y Ricardo que Madeline y Roy.