Inicio > Foros > Foros-detalle

Nuestros foros de discusión

Porque engordamos (según discovery)

por karina cabrera
miércoles, 17 noviembre 2004
Buscando en la web, me encontré esto y me parece otra razón más para no estar tomando remedios mágicos que en nada nos van a ayudar. "Cuando un gordo se encuentra comiendo pan, pasta o arroz en la noche, no es porque haya decidido engordar ese día. Él sabe todo; que va a engordar, que le van a subir los triglicéridos, el colesterol, la presión arterial, y que estos alimentos le tapan las arterias coronarias y que su riesgo de infarto se incrementa enormemente, pero el deseo que lo induce a comer, es más fuerte que el miedo a la muerte. Esta persona es un adicto, pues hace cosas que no quiere y que le hacen daño, impulsado por fuerzas que no puede controlar. En el cerebro existe una sustancia o neurotransmisor antidepresivo denominado serotonina. Sus niveles elevados, confieren una sensación de placer y bienestar y disminuyen el deseo de comer harinas o dulces. En tanto que sus niveles disminuidos ocasionan angustia, tristeza y un deseo mayor de comer dulces o harinas. Al comer un pan, un dulcecito o un chocolate, se produce una rápida elevación de los niveles de la serotonina cerebral. Por este mecanismo, la tristeza que producen los niveles bajos de serotonina se tornan en alegría después de comer un dulcecito o un chocolate por la elevación de serotonina que estos alimentos inducen en el cerebro. La producción de serotonina se encuentra bajo el control de la luz solar. Es elaborada por una glándula que está dentro del cerebro, denominada glándula pineal o "tercer ojo", la cual se activa al anochecer y va disminuyendo su producción durante la claridad. Al amanecer entonces la serotonina se encuentra muy elevada y por esta razón al despertar estamos tranquilos y no nos apetece un plato de espaguetis ni un dulce ni tampoco un helado; pero a lo largo del día la serotonina desciende y a las cuatro de la tarde suele presentar un descenso brusco. A partir de este momento, la persona puede sentir más angustia, tristeza y nerviosismo, a la par que si en este momento se le presenta una galletita, un pan o unas papitas, los bajos niveles de serotonina incrementan su atracción hacia estos alimentos. Por esto y aún sin tener hambre, la persona se lleva la galletita o el panecito a la boca. La elevación de la serotonina que se produce después de comer el dulcecito confiere placer y alegría. Sin embargo una vez que la serotonina está elevada, la persona no entiende "por qué se la comió", pero ya es tarde, y solo queda la culpa. Al despertar al día siguiente, la serotonina otra vez se encuentra elevada, entonces la persona se imagina, que en la tarde no va a sentir deseos de comer un pan o un dulcecito. Pero, una cosa es lo que piensa en la mañana cuando la serotonina se encuentra elevada, y otra cuando en las horas vespertinas la serotonina desciende, y así el deseo de comer panecitos o dulcecitos se hace irrefrenable. Cuando en la dieta se omiten los alimentos que mantienen altos los niveles de serotonina como los chocolates, las harinas, los panes, la pasta y el arroz, el descenso vespertino de la serotonina se hace cada día más pronunciado. Esto ocasiona al atardecer un progresivo incremento de la angustia y la tristeza a la par que el deseo de comer harinas al atardecer también se va exacerbando. Los deseos de comer harinas y chocolates se hacen cada vez más irresistibles, hasta que llega un día que aún sin ver un chocolate, la persona sale a buscarlo. Ese día comienza a comer compulsivamente no un dulce, sino una gran cantidad, al igual que un drogadicto o un alcohólico con "síndrome de abstinencia". Obviamente las dietas que omiten las harinas y dulces casi por completo, no sirven para ser delgado, pues además de favorecer una rápida recuperación del peso, por al agotamiento de las reservas de azúcar y el descenso metabólico que producen, también hacen que el paciente se vuelva aun más adicto que antes de haber hincado la dieta. Termina, comiendo en forma desaforada pan, pastas, arepas , dulces y chocolates y engorda de nuevo aceleradamente. Para evitar este tipo de fracaso, la dieta no solo debe garantizar la energía física y evitar el hambre, sino que además tiene que incluir ciertos alimentos que mantengan la serotonina elevada a lo largo del día. De esta manera en vez de aumentar, disminuirá la atracción hacia las harinas". tomado de Discoveryespañol

Respuesta de Tatiana Forero

miércoles, 17 noviembre 2004
HOLA, OYE ESTA SUPER INTERESANTE EL ARTICULO, YO ALGUNA VEZ YA HABIA ESCUCHADO DE ESO Y ES POR ESO QUE EN ALGUNAS DIETAS TE INCLUYEN UNA COLACION O TENTENPIE A LAS 4 O 6 DE LA TARDE Y CASI SIEMPRE CONSTA DE GALLETAS DE FIBRA O ALGUN CEREAL.... ME IMAGINO QUE PARA CONTRARRESTAR LA ANSIEDAD CAUSADA POR LO QUE DICE EL ARTICULO. GRACIAS POR LA INFORMACION BESOS!! BYE BYE

Respuesta de maria concepcion moo

miércoles, 17 noviembre 2004
Hola y gracias. La verdad es q no tenia ni idea de esto, y me ha parecido realmente interesaante, así q de nuevo muchas gracias. Un beso.

Respuesta de Jose luis Ibarra

jueves, 18 noviembre 2004
Absoluta y definitivamente, estoy de acuerdo contigo y tu planteo. Un beso