Inicio > Secciones > Tu rincón con Jen > Allen Steadham, el hombre de todas las tallas (Parte I)

Allen Steadham, el hombre de todas las tallas (Parte I)

En el mundo entero hay un movimiento naciente que merece todo mi respeto, es el movimiento pro aceptación de todas las tallas, y defiende entre otros preceptos el que se proteja, respete y dignifique a todo ser humano independientemente de los números que arroje la balanza o la etiqueta de su ropa. Un poco lo que hemos venido promoviendo desde este rincón...

El líder por excelencia de uno de estos movimientos es el periodista americano Allen Steadham, quién desde su óptica pacifista pero firme y segura se ha ganado mi respeto y admiración. El preside la International Size Acceptance Association - ISAA. (Asociación internacional de la aceptación de las tallas)


Lo entrevistamos en esta ocasión para que nos cuente un poco de su asociación, los males que nos aquejan y sus puntos de vista con respecto a algunos temas álgidos como los reality shows.

Acompáñenme en esta entrevista de dos entregas para conocer más de Allen y su Asociación:

¿Consideras la palabra gordo(a) ofensiva?

No.

¿Cómo comenzaste en el activismo respecto al peso?

A través de un libro de dibujos animados que hice y cree. Me imaginé y senté a pensar por qué no había heroínas gordas. No pude encontrar una respuesta satisfactoria realmente, así que se me ocurrió una manera realista de engordar a una de mis flacas súper heroínas (a través de haber tenido un hijo, haber pasado por una depresión y estado inactiva luego del nacimiento de su bebé – ¡NO por haber comido en exceso!)

Mientras investigaba para crear la historia, ya que no tengo sobrepeso, quise buscar directamente de boca de gente con sobrepeso sus experiencias, inclusive en cuanto a discriminación. Lo que encontré y descubrí me cambió para siempre, para nunca más volver a los criterios que tenía en un principio.

¿Tu familia te apoyó en el activismo? ¿Tuviste o haz tenido presión de tus familiares para que en lugar de “perder el tiempo” en el activismo te dediques a otras cosas?

Mi esposa me apoya en todo lo que hago por la aceptación de las personas en todas las tallas. No tengo presión en cuanto al resto de mi familia con respecto a mi trabajo de activismo.

Describe cual ha sido el peor caso de discriminación del que tengas conocimiento. ¿Qué hiciste al saber de esto? ¿Cómo reaccionaste?

Cuando le quitaron la custodia a sus padres de la niña Anna Marie Martinez-Regino por su peso. La niña fue transferida a la Universidad de New Mexico donde fue forzada a una terapia de aversión a la comida mientras estuvo en una dieta líquida de 500 calorías diarias ¡con apenas cuatro años! Aún la pequeña tiene ataques de ansiedad por la separación y pesadillas luego de haber sido removida de su casa a la fuerza.

¿Cómo hiciste conocido tu trabajo de activismo en el ojo público?

A través de un Website que ganó un premio, así como con entrevistas de los medios y el famoso “boca en boca” de nuestros activistas.

¿El Gobierno de tu país cuenta con alguna oficina donde se traten asuntos discriminatorios?

No, asuntos discriminatorios de ningún tipo, ni siquiera los basados en talla o peso.

¿Qué piensas de la obesidad? Algunos la consideran una enfermedad, otros no. ¿Cuál es tu criterio?

No es una enfermedad, es un estado físico, una apariencia, algo que es y ya. Yo comprendo los miedos de la gente al respecto, porque han hecho hasta lo imposible por satanizar la obesidad. La gente no quiere ser discriminada. Pero he aprendido que la gente puede tener sobrepeso y ser felíz y sí, aunque no lo crean tener salud. La salud, felicidad y sobrepeso no tienen porque estar reñidos unos con otros. Una persona puede perfectamente tener sobrepeso y ser hermosa. Todo está en la actitud, en como se ven a si mismos. La belleza y el sobrepeso no tienen por qué caminar en aceras distintas.

Leo constantemente en foros de Internet a gente hacienda burla al trabajo de activismo que hacemos. Algunos de ellos excesívamente crueles, cínicos y terriblemente hirientes. ¿Te es familiar esto? ¿Qué piensas de esta gente? ¿Recibes ataques alguna vez por tu trabajo?

Los ataques y el veneno por Internet no son cosa nueva. Desde que alguien puede esconderse detrás de un teclado eso los hace valientes solo por unos momentos. No recibo ataques con frecuencias, sin embargo mis asociados y colaboradores sí. Me da pena quienes son tan cobardes y pequeños como seres humanos que recurren a estos recursos.

Hay países como Argentina donde se promueve una ley para proteger y ayudar a los obesos, considerándoles como gente enferma que necesita ayuda. En paralelo cuentan con oficinas donde se procesan los casos de discriminación, pero al final sabemos que no es mucho lo que ayudan. ¿Piensas que debemos presionar y promover para que en nuestros países contemos con los mismos mecanismos?

Sí, pienso que debemos presionar y promover leyes que protejan a las personas en todas las tallas en cada país del Mundo. Pero no estoy de acuerdo con el tratamiento que se les da de enfermos, o como si esto fuera una enfermedad. Hay grupos que a diario pelean y batallan contra la discriminación que deben ser protegidos por la Ley definitivamente. Eso es un comienzo. No es perfecto, pero es positivo que existan precedentes, y que grupos como ISAA (International Size Acceptance Association) y NAAFA (National Association to Advance Fat Acceptance) sigan manteniendo a los Gobiernos al tanto de los deseos y necesidades de la gente a quienes representan, y que los políticos no olviden que pueden perder sus trabajos y no ser re-electos si no hacen a la gente feliz con su labor.

¿Qué es lo más duro con lo que haz tenido que lidiar con los medios de comunicación?

Haber sido ignorado desde el año 1997 hasta el año 2000.

En tu criterio ¿Qué crees que deban hacer los activistas en pro a los favores de quienes tienen sobrepeso, para mejorar los resultados de su labor y hacerse más fuertes en el ojo público?

Deben y tienen que ser más profesionales y respetuosos con todo el mundo, eso para comenzar. Esa “terapia de choque” donde se trata a la gente con agresividad no funciona, no es sana ni buena. Esas tácticas viejas no le brindan respeto al afectado ni permiten que se escuche el mensaje, que la víctima se sienta tranquila o identificada con lo que el activista intenta dar a entender.


Espera más de la segunda parte de esta entrevista con Allen Steadman.

Escríbeme a: [email protected]
("Promuevo el Derecho a la Propiedad intelectual.  Copyright. Prohibido expresamente cualquier reproducción total o parcial de las fotos, videos y textos sin autorización expresa y escrita del autor")

Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 3091 veces