Inicio > Secciones > Tu rincón con Jen > ¿Doble moral?

¿Doble moral?

¿Doble moral?

En días pasados conversaba con una amiga, para su estatura con una obesidad mórbida considerable, que había sido víctima como ustedes y yo de cuanta burla y discriminación hemos sido parte y testigo por el “pecado y crimen” de los kilos de más.

 

Le comentaba lo mucho que me frustraba en ocasiones esta pasividad que tenemos quienes componemos el mundo de tallas grandes, de cuantas cosas soñaba hacer, producir, pero que me desanimaba tremendamente la actitud y postura que tenemos constantemente ante todo. Nos hacen y dicen lo que sea y nosotros nos mantenemos pasivos.

 

De pronto ella hace un profundo silencio para decirme “Pero y que ganas con defender los derechos de los gordos ¿acaso las cosas van a cambiar?”

 

En ese momento esas palabras me retumbaron como mil elefantes encima de mí, como si mil manos me hubieran dado una bofetada a la vez. Mi cabeza no podía entender como alguien que justamente había sufrido las mismas cosas espantosas que yo era capaz de decir con tanto dejo y hasta desparpajo que para que iba nadie a hacer nada.

 

No pude contenerme y a pesar de que adoro con el alma a esta amiga, como si fuera una hermana, le dije: ¿Y qué tal que los afroamericanos, homosexuales y mujeres en su momento hubieran hecho y dicho exactamente eso? ¿Te has preguntado que fuera de ti como mujer ahora mismo? ¿Que fuera de tu marido quien es afroamericano?

 

Entre balbuceos intento defenderse, pero sabía muy en el fondo que lo que me estaba intentando justificar era absurdo e inmoral, viniendo justamente de ella.

 

No me canso de repetir las veces que sea necesario y llamar a la atención de todos quienes me leen o ven en televisión que es absolutamente necesario, despabilar, levantar nuestra voz y unirnos. Mientras sigamos cada uno de nosotros por separado tirando piedras con la debilidad y la permisividad con la que hemos venido actuando, entonces esos, quienes han abusado y abusan de nosotros, lo seguirán haciendo, y lo que ya hemos padecido será poco para lo que nos espera.

 

Sigo extendiendo mi mano para las propuestas no comerciales, libres de egos y desinteresadas que surjan, sigo esperando y trabajando porque seamos un colectivo unificado, organizado, respetado y sólido como una roca.

 

Escríbeme a: [email protected]

 
("Promuevo el Derecho a la Propiedad intelectual. Copyright. Prohibido expresamente cualquier reproducción total o parcial de las fotos, videos y textos sin autorización expresa y escrita del autor")

 

 

Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 2060 veces