Inicio > Salud > Para algunos, la cirujía es la solución

Para algunos, la cirujía es la solución

Para las personas con obesidad mórbida que han probado todos los métodos para bajar de peso sin tener éxito, la cirugía es una opción viable.

"La meta de la cirugía para la obesidad, o la cirugía bariátrica es hacer adelgazar al paciente reduciendo la cantidad de comida que puede comer," explica el Dr. Gary Anthone, cirujano especialista en la obesidad mórbida en la Universidad del Sur de California (USC).

El procedimiento quirúrgico más común es alguna forma de Roux-en-Y, o sea una cirugía de derivación, agrega. En la USC, los médicos realizan entre cinco y seis derivaciones cada semana, según el cirujano.

La operación disminuye la capacidad del estomago y la largura del intestino delgado. Al separar parte del intestino, se limita la absorción de comida. Además, como el estomago es más pequeño, se siente una sensación de llenura después de consumir una porción más chica de comida.

"Normalmente el estomago puede contener alrededor de 1,000 centimetros cubicos, o cc, de líquido", señala el experto. "La mayoría de las derivaciones reducen esta capacidad a entre 50 y 100 cc".

El procedimiento se considera un éxito si el paciente pierde por lo menos la mitad de peso excesivo, lo cual ocurre en entre 75 por ciento y 100 por ciento de los casos, agrega.

¿Quién es un buen candidato para esta cirugía?

"Básicamente, si usted puede caminar, es probable que puede tolerar el estrés de la cirujía", dice el Dr. Anthone. "Pero una vez que el paciente esté tan discapacitado que no puede ni caminar, el riesgo de complicaciones y hasta la muerte, durante o después de la cirugía, incrementa de forma dramática. Ya tendrá demasiadas complicaciones y no se le puede asegurar una recuperación sana".

El Dr. Anthone recomienda que sus pacientes prueben alguna forma de perder peso que no sea quirúrgica antes de considerar la cirujía. Además, el candidato debe someterse a una serie de exámenes físicos y pruebas y una evaluación psicológica para asegurar que esté preparado para este radical procedimiento, añade.

Después de la cirugía, el paciente debe aprender a comer menos alimentos, que puede ser un cambio drástico para algunos.

"La cirugía para la obesidad es una especialidad que experimenta un crecimiento explosivo", dice el Dr. Anthone. "Los médicos se están dando cuenta que es algo que pueden ofrecer a sus pacientes que han sufrido de diabetes y otros problemas de salud".

El Dr. Gary Anthone es cirujano y especialista en el tratamiento quirúrgico de la obesidad. Es catedrático de la Facultad de Cirujía de la Escuela de Medicina Keck de la Universidad del Sur de California.

Para las personas con obesidad mórbida que han probado todos los métodos para bajar de peso sin tener éxito, la cirugía es una opción viable.
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 7844 veces