Inicio > Salud > ¿Diabetes? La dieta es su gran aliada

¿Diabetes? La dieta es su gran aliada

Si su médico le diagnosticó diabetes, o le dijo que tiene altas probabilidades de desarrollarla, debe saber que su alimentación puede prevenir este mal o brindarle una mejor calidad de vida si ya enfermó.

Usted puede controlar el nivel de azúcar en la sangre si mantiene un peso adecuado, presta atención a lo que come y a la cantidad de alimentos que ingiere. Eso sí, recuerde que en esta enfermedad, el trato individualizado del médico es el que cuenta, así que, no está demás la consulta con su especialista antes de eliminar o incluir un alimento en su dieta. 
 

Brócoli, el mejor amigo

Este vegetal es una fuente excelente de cromo, un oligoelemento que, según varios estudios, hace maravillas con el azúcar en la sangre. El cromo  regula la cantidad de azúcar en el cuerpo, tal es así, que los individuos con deficiencia de este elemento son más propensos  a sufrir de diabetes que aquellos con niveles adecuados.
El brócoli es tan rico en cromo que solo una taza de este vegetal tiene 10 veces más de este mineral que cualquier otro alimento. ¿Otra maravilla? La cebada también es rica en cromo y ayuda a suprimir los picos de insulina.

La cebolla lo cura casi todo

Que nunca  falte una porción de cebolla paiteña en su dieta. Este vegetal  tiene el poder de reducir el azúcar en la sangre.

Según los investigadores, la cebolla influye en el metabolismo de la glucosa en el hígado,  en la liberación de esta sustancia y, además,  previene que ésta sea destruida. No importa si la consume cruda o cocida, su poder es igual.

Las bondadosas leguminosas

Una de las claves para combatir o ahuyentar la diabetes es consumir alimentos ricos en carbohidratos y fibra, características innegables de las leguminosas.

Los estudios de diversas universidades estadounidenses y europeas demuestran que los pacientes que incluyen al menos una porción diaria de leguminosas en su dieta (fréjol, soya, garbanzo, arveja, etc.) no solo  reducen el colesterol, sino que  han logrado disminuir o eliminar la necesidad de suplementos de insulina u otros medicamentos para diabéticos.
 

Dos especias poderosas

El curry es un poderoso agente antidiabético. Una pequeña cantidad (apenas media cucharadita en el arroz o en la ensalada), reduce la glucemia y mejora la tolerancia a la glucosa.

Otra especie de potente acción contra la diabetes es las canela, pues estimula la actividad de la insulina, haciéndola trabajar con mayor eficiencia. Basta con espolvorear un poco de canela sobre una tostada o en una bebida.

La fitoterapia

Comer alcachofas en ensalada o beber su infusión le ayuda a combatir la diabetes. El mismo efecto benéfico tiene una decocción de   ortiga y espinaca  (cocínelas juntas por 15 minutos). Tome tres tazas al día de este líquido. Otra planta muy útil en el tratamiento de la diabetes es el eucalipto. Prepare una decocción con las hojas de esta planta (hierva el líquido por 15 minutos) y tome tres cucharadas por día.

Puede comer

En los lácteos puede tomar leche semi o descremada,  yogur natural, carne, pescado y  huevos. Coma cereales, papas,    verduras, arroz y cereales  integrales. Consuma lentejas, garbanzos, fréjol, habas, arvejas. De las verduras y hortalizas, consuma todas, de preferencia  crudas en ensalada. Las frutas frescas pueden ser consumidas todas, algunas muy dulces como  el plátano o la uva deben consumirse con moderación.

Qué debe evitar

Reduzca las grasas saturadas y colesterol (modere el consumo de lácteos enteros, las carnes grasas, embutidos y  vísceras).  Controle los hidratos de carbono simples (azúcar, miel, mermelada, bebidas azucaradas, golosinas, chocolate y sus derivados). Debe sustituir  el azúcar o la miel por edulcorantes  como la sacarina, el ciclamato, el aspartame y el sorbitol, ya que    no aumentan los niveles de azúcar en la sangre.

Si su médico le diagnosticó diabetes, o le dijo que tiene altas probabilidades de desarrollarla, debe saber que su alimentación puede prevenir este mal o brindarle una mejor calidad de vida si ya enfermó.
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 6444 veces