Inicio > Noticias > 2006 > Obesidad, el acarreo de nuevos males

Obesidad, el acarreo de nuevos males

Un estudio sostiene que la obesidad puede desarrollar en la vejez el mal de Alzheimer

De acuerdo a un estudio desarrollado por el Instituto Karolinska de Estocolmo, aquellas personas de mediana edad que sufren de obesidad tienen mayores posibilidades de desarrollar demencia y la enfermedad de Alzheimer después de los 65 años, en comparación con aquellos individuos que mantienen un peso normal.

Los autores de este trabajo, que fue publicado en la edición digital de Archives of Neurology, señalan que la obesidad es una tendencia que en el mundo cada vez es mayor, debido al tipo de vida que se suele llevar en la actualidad, donde el sedentarismo y la mala alimentación son pan de cada día, especialmente entre la juventud.

La investigación hizo una relación entre el índice de la masa corporal en la mediana edad con el posterior Alzheimer que muchas personas adquieren.

Este estudio se implementó en un grupo de personas que ya habían participado anteriormente en otras investigaciones de similares características en los años 1972, 77, 82 y 87. Para cada persona se hizo un seguimiento de 21 años en promedio, luego de lo cual fueron examinadas nuevamente.

Es así como de las personas analizadas, quienes actualmente poseen entre 60 y 79 años, se descubrió que 61 padecían demencia y 48 sufrían de Alzheimer. Y entre las posibles causas de esta enfermedad se determinó que la obesidad, la presión sanguínea diastólica elevada y los altos niveles de colesterol estaban entre las principales.

 Según la Corporación Alzheimer Chile, esta enfermedad es de causas muy complejas y a veces es hereditaria manifestándose en una paulatina pérdida de las capacidades cerebrales. “Inicialmente compromete la memoria y la capacidad de juicio, luego se agregan alteraciones del lenguaje, la conducta y el movimiento. Su duración fluctúa entre 3 y 15 años y puede llevar a un estado de postración en cama y finalmente a la muerte por complicaciones”.

En la medida que este mal progresa se va haciendo necesaria una constante supervisión de la persona afectada, ya que ésta comienza a perder las capacidades para realizar sus labores cotidianas, como vestirse y cocinar, perdiendo paulatinamente también la capacidad de comunicarse con los demás.

Un estudio sostiene que la obesidad puede desarrollar en la vejez el mal de Alzheimer
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 3358 veces