Inicio > Noticias > 2006 > En la provincia, seis de cada diez personas no realizan actividades físicas suficientes

En la provincia, seis de cada diez personas no realizan actividades físicas suficientes

El problema aumenta con la edad: entre los mayores de 65 años el sedentarismo alcanza al 73 por ciento de la población

 Carina Bazzoni / La Capital

Caminar, andar en bicicleta o practicar deportes reducen la incidencia de enfermedades cardiovasculares, diabetes o hipertensión, además de reportar otros beneficios a la salud. Sin embargo, más de la mitad de los santafesinos tiene un bajo nivel de actividad física, según lo demuestra una encuesta del Ministerio de Salud de la Nación. Allí, exactamente el 57 por ciento de los habitantes de la provincia admitió moverse muy poco. Y el problema se agrava después de los 50 años: entre esa edad y los 64, el 58,9 por ciento mostró una vida sedentaria, cifra que trepó al 73 por ciento para los mayores de 65 años.

Pero eso no es todo. El porcentaje de población de la provincia con escasa o nula actividad física se colocó bastante por encima del promedio del país, estimado en 46 por ciento. Y superó también la media de Buenos Aires y Córdoba (46 por ciento), y Mendoza (37 por ciento).

Estos datos se desprenden de una investigación mucho más amplia realizada por la cartera sanitaria nacional, de la cual la edición de La Capital de ayer dio cuenta parcialmente ayer en su artículo sobre el consumo de alcohol. La encuesta nacional de factores de riesgo se realizó en todo el país, sobre una muestra de 41.392 hogares escogidos entre las ciudades con más de cinco mil habitantes. La investigación incluyó sólo a los mayores de 18 años, a quienes se consultó sobre calidad de vida, enfermedades, alimentación y peso, entre otros factores que inciden en el desarrollo de diversas enfermedades.

En relación con la actividad física, la pesquisa no discriminó entre los ejercicios realizados durante el tiempo libre y los requeridos por la actividad laboral. Se indagó sobre la cantidad de minutos que se dedicaron, durante la semana de realización de la encuesta, a hacer actividades como caminar, levantar o cargar objetos, andar en bicicleta o practicar deportes.

Así, se categorizó al nivel de actividad física en tres ítems: bajo, moderado e intenso. En el nivel moderado se incluyeron tareas domésticas, como andar en bicicleta lentamente, caminar o nadar en forma recreativa, durante 30 minutos por lo menos cinco veces a la semana, o practicar deportes durante 20 minutos tres días a la semana. El nivel intenso correspondió a la realización de ejercicios con un esfuerzo físico más elevado, por ejemplo realizar trabajos pesados, correr o practicar deportes durante más tiempo y con más frecuencia semanal. El nivel bajo incluyó a quienes no realizaban ningún tipo de actividad física, o cumplían con menos de 30 minutos de ejercicios moderados durante tres días.


Las mujeres primero
De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, la inactividad física es un problema cada vez mayor en las grandes ciudades del mundo en desarrollo. Y la provincia no se encuentra al margen, sobre todo en las mujeres mayores de 18 años.

El 66 por ciento de las santafesinas se mostraron insuficientemente activas, mientras que el 32 por ciento se ubicó en un nivel moderado y sólo el 10,8 mostró un nivel intenso. En cambio, el 36 por ciento de los varones mantuvieron niveles moderados de actividad física, y el 16 por ciento, intensos.

En todo el país, la relación entre géneros fue más pareja: ambos mostraron valores similares de nivel bajo y, si bien los varones desarrollan más actividades físicas intensas (15 versus 6,3 por ciento), las mujeres los superan manteniendo una práctica de ejercicios de nivel moderado (46,7 versus 39,8 por ciento).

La edad apareció como otro factor importante al momento de estimar el nivel de actividad de la población. La falta de ejercicio se agudiza a medida que aumenta la edad de los encuestados, variando entre el 49 por ciento, en los grupos de entre 18 y 24 años, al 73,7 por ciento después de los 65 años.


Todo un camino por andar
Si bien el escenario no es nada alentador, el trabajo del Ministerio de Salud de la Nación advierte sobre una serie de programas e intervenciones que lograron incrementar los niveles de actividad física de las poblaciones donde se aplicaron.

Entre ellos se resalta la iniciativa "Agita Brasil" que desde finales de los 90 se desarrolla en la ciudad de San Pablo. Basada principalmente en la difusión de información relacionada con los beneficios que acarrea la práctica de cualquier actividad física, la iniciativa "logró incrementar el nivel poblacional de actividad. Y, además se reportó que este programa logró reducir la incidencia de enfermedades", apunta la investigación.

Por esto, se barajan una serie de iniciativas para alentar la realización de ejercicios. Entre ellos, la puesta en marcha de campañas masivas de comunicación, prolongar las clases de educación física en las escuelas y aumentar el acceso de la población a instalaciones para practicar ejercicios o adecuar el uso de la vía pública, por ejemplo, creando sendas para caminatas o de circulación exclusiva de bicicletas. Todo un camino que queda por andar.
El problema aumenta con la edad: entre los mayores de 65 años el sedentarismo alcanza al 73 por ciento de la población
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 3626 veces