Inicio > Noticias > 2005 > En Argentina, se realizan mas de 500 operaciones por año

En Argentina, se realizan mas de 500 operaciones por año

Entre el 1 y el 3% de los argentinos padecen obesidad severa

La obesidad mórbida o severa afecta del 1 al 3 por ciento de los argentinos.

Ellos son los potenciales aspirantes a una cirugía bariátrica para implantar una banda gástrica, que permite perder la mitad del exceso de peso en alrededor del 70% de los casos y mantener esa condición durante diez años.

Esta intervención quirúrgica sólo está indicada en casos de obesos mórbidos, pacientes que han recurrido a otros tratamientos durante al menos cinco años. Es decir, esa operación es una opción cuando el resto de las alternativas terapéuticas han fracasado.

La cirugía consiste en el implante de un dispositivo que reduce la capacidad estomacal de los pacientes con ese tipo de sobrepeso.

Esa situación es la que permite que se sientan "llenos", satisfechos incluso comiendo muy poca cantidad.

Esto es así porque el efecto que produce la banda gástrica es la disminución drástica de la capacidad del estómago.

En una persona obesa, esa capacidad puede ser de dos litros o dos litros y medio. Con el tratamiento pasa a ser de entre 40 mililitros a 100 mililitros.

Sin embargo, dicha transformación anatómica tiene algunos efectos colaterales.

Por ejemplo, después de someterse a esa intervención muchos pacientes no pueden comer y tomar líquidos al mismo tiempo, o tienen que renunciar a algunos alimentos porque su ingestión les cae mal.

Una revisión de 136 estudios realizados entre 1990 y 2003 sobre 22.094 cirugías bariátricas demostró que cuando se padece obesidad mórbida o severa -es decir, cuando una persona tiene en promedio más de 40 o 45 kilos de sobrepeso- la cirugía bariátrica es efectiva tanto en la reducción del peso como en la mejoría o curación de las distintas condiciones que acompañan a la obesidad.

Entre los padecimientos más comunes que sufren las personas con obesidad mórbida figuran la diabetes, la hipertensión arterial, las dislipidemias (exceso de colesterol, triglicéridos) o las apneas obstructivas del sueño.

Según los datos aportados por dicha revisión, los pacientes operados redujeron su peso un 61% en promedio.

Pero a pesar de que a primera vista los resultados son impactantes, la banda gástrica no es mágica y no sirve de nada si quien la recibe no respeta las indicaciones del médico.

Dieta obligatoria

Por ejemplo, si el paciente al que se le realizó esa operación come más de lo que debería, la banda se dilata y el efecto se pierde.

El fracaso del tratamiento debido al incumplimiento del paciente puede representar entre el 10 y el 20% de los casos.

En los EE.UU. se hacen unas 120.000 cirugías anuales de este tipo y, en Francia, unas 70.000. En la Argentina ese número asciende a alrededor de 500 por año.

El hospital Vélez Sarsfield es el único centro de salud público que realiza este tipo de intervenciones en la ciudad de Buenos Aires.
Entre el 1 y el 3% de los argentinos padecen obesidad severa
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 3642 veces