Inicio > Noticias > 2004 > Contar calorías es ahora tarea de móviles, portables y PDA's

Contar calorías es ahora tarea de móviles, portables y PDA's

Pronto podría dejar de considerarse inoportuno el sacar el teléfono celular del bolsillo o bolso en un restaurante

Las dietas más populares están trabajando con contadores de calorías y guías nutritivas diseñadas para aparatos digitales personales y celulares que también son minicomputadoras portátiles (PDA por sus siglas en inglés).

Justo a tiempo, ahora que llegó la temporada de abundancia.

Weight Watchers International Inc. lanzó esta semana un programa para minicomputadoras portátiles Palm que trabaja en sincronía con los servicios de internet de la empresa. Este ayuda a guardar y mantener el progreso de la disciplina en la dieta, elimina la necesidad de cargar un cuaderno de apuntes y minimiza la base de datos de 25,000 archivos --que normalmente cabría en un libro de cinco centímetros de grosor-- a un aparato de bolsillo.

Los devotos de Atkins Nutritionals Inc. tendrán que esperar un poquito por algo similar. La empresa dice que a partir de principios del próximo año empezará a ofrecer Atking 2Go, servicio de guía de carbohidratos que también guardará y mantendrá los archivos de reducción de peso en celulares. También tendrán una versión para aparatos Palm, que se espera salga en enero.

Otras empresas del mismo tipo, incluyendo a South Beach Diet, dicen que esperan ofrecer servicios similares.

Mike Brezonick, de Wisconsin, ya ha aprovechado esta tecnología. Ahora desayuna, almuerza y cena con su aparato digital portátil. No es que sea huraño. Brezonick es casado, tiene compañeros de trabajo amigables, viaja mucho por asuntos de trabajo y va al gimnasio.

Pero ahora, el compañero más frecuente de este editor de revista, de 48 años, durante sus comidas es Weight Watchers On-the-Go. En junio, empezó a usar una versión de prueba del programa, tras quejarse de que necesitaba acceso fácil a toda la información sobre restaurantes, y contenido alimenticio de las comidas.

Esto le ha ayudado a escoger pasta primavera en vez de entradas con carne. Cuando viaja al extranjero, le ayuda a evitar las excusas para salirse del plan.

''Ahora, no importa donde esté, puedo darme cuenta si lo que creo es saludable para comer es malo o no'', dijo.

Sin este servicio, no hubiera podido bajar 27 kilos en seis meses, dijo Brezonick, quien ahora pesa 85 kilos.
Pronto podría dejar de considerarse inoportuno el sacar el teléfono celular del bolsillo o bolso en un restaurante
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 8018 veces