Inicio > Cirugía bariátrica > Cirugía bariátrica, una opción para la obesidad

Cirugía bariátrica, una opción para la obesidad

Boris Ortuño Numbela, médico traumatólogo, en el Estado de México, pesaba 155 kilos. Hoy, 100.

La extraordinaria disminución de masa corporal fue gracias a su amigo Juan Roberto González Santamaría, especialista en cirugía general mínima invasión y bariátrica u obesidad, nuestro protagonista.

El contacto fue a través del teléfono y el paciente preguntó si podía hacer la operación; previamente, se enteró que se preparó en Francia.

La inmediata respuesta fue un sí.

Todo un protocolo a fin de cumplir el deseo de Ortuño Numbela.

Fue sometido a una dieta preoperatoria. El propósito es que el hígado se haga más pequeño con objeto de facilitar la cirugía.

"Un paciente obeso tiene el hígado grande. Si intento operarlo con esas características, podemos tener accidentes durante el procedimiento, por ejemplo, sangrado. Es conveniente la dieta a propósito de que su hígado sea más pequeño y la cirugía sea con mayor seguridad".

Aclara que esta decisión no sólo es del cirujano, sino de un grupo multidisciplinario.

En este caso su equipo de trabajo se denomina Surglap Grupo Especializado en Obesidad.

Está compuesto por dos nutriólogas, una psicóloga, una psiquiatra, una internista y anestesiólogo, que es vital.

Boris pasó por cada uno de los médicos. Se efectúa una evaluación.

"Si todos decidimos que es candidato para operar... operamos. Si uno de ellos dice que no lo es, corregimos el problema y se procede. Es importante tener un grupo multidisciplinario destinado a este tipo de cirugías".

Dice que con Boris fue fácil, porque es médico. Abrevió los tiempos al grado que en dos meses estaba listo para intervenir. Se realizó una manga gástrica.

"La cirugía bariátrica tiene muchos procedimientos como arsenal. La más famosa es la banda gástrica. En ésta colocan una anillo alrededor del estómago; el anillo tiene un globo, se infla y el paciente disminuye su saciedad, comiendo menos".

Con la manga gástrica, explica, se quita 75 por ciento del estómago, incluyendo el fondo gástrico, pues aquí se produce la hormona del apetito, fue el caso de Boris.

Mientras, con la técnica del by pass, manifiesta, es lo mejor que existe para bajar de peso.

Y los que no son candidatos a cirugía, se ofrece el balón intragástrico, el cual es un procedimiento temporal. Es colocado dentro del estómago a través de la endoscopia. El balón se infla y crea un efecto restrictivo.

"Te llenas rápido y dejas de comer. Es durante seis meses. Lo importante de este tipo de herramienta es que aprendas a comer".

Son, señala, procedimientos que llegan a ser caros, pero existen opciones para pagarlas a través de las aseguradoras, como IXE Matices.

Y menciona las clasificaciones de obesidad:

"Peso normal, sobrepesos, obesidad en primer grado, segundo grado, tercer grado o mórbido y cuarto grado.

"Es necesaria la cirugía en la obesidad grado 2, es decir, cuando el índice de obesidad está entre 35 y 40 con hipertensión, diabetes, problemas en las rodillas, apnea del sueño, entre otras enfermedades, y en el grado 3 con un índice de masa corporal mayor de 40, donde es difícil que el paciente disminuya su peso con dietas y ejercicio".

Para el caso de los niños, indica, es de controversia en México, porque en Brasil se someten a partir de los 12 años; en Estados Unidos, a los 15; sin embargo, en el norte de México y en el Instituto Nacional de Pediatría hay reportes de procedimientos bariátricos en infantes.

"No es fácil operar niños. Es obligatorio justificar las razones y debe ser aprobado por un comité".

Subraya: "No hay que olvidar que la cirugía bariátrica es una herramienta. No es magia. Los médicos le damos la herramienta y el paciente es el encargado de manejarla.

"No debemos olvidar que no es una urgencia. Es un procedimiento electivo. Es un error intervenir a quienes no están bien protocolizados y bajo el seguimiento de un grupo multidisciplinario".

INQUIETUD

El posgrado, el originario del Distrito Federal, lo estudió en el Hospital Juárez de México. Posteriormente se preparó en cirugía de mínima invasión o laparoscópica en el Hospital Ángeles, con los maestros José Luis Limón Aguilar y David Castillejos Bedwell.

Y debido al problema de obesidad en México, decidió especializarse en cirugía de obesidad.

En cifras, menciona que somos el primer país en obesidad infantil y segundo en adultos.

Plática que las acciones tomadas en este país son preventivas y no operativas. Costa Rica, Brasil y Estados Unidos son los lugares donde más se llevan a cabo, debido a la infraestructura.

"Muchos de los pacientes obesos deben recibir tratamiento, porque recaen en diabetes, hipertensión, infartos y todos los problemas que conlleva esta enfermedad".

A fin de contar con más elementos para esta práctica, hizo un curso avanzado en cirugía bariátrica por laparoscopia en el Instituto Europeo de Telecirugía, en Estrasburgo, Francia.

En 2010 fue alumno de los médicos John Morton, Homero Rivas y James Lau, en la Universidad de Stanford, Estados Unidos, aplicándose en la cirugía bariátrica.

También en Brasil, con los doctores Almino Cardoso y Manoel Galvao, los precursores de este tipo de operaciones en este país y Latinoamérica, con una técnica especial del By pass.

Una vez integrado los conocimientos y habilidades, arribó a Pachuca. Empieza a promoverlos con el objetivo de que los hidalguenses conozcan la existencia de este procedimiento en Pachuca para evitar trasladarse al Distrito Federal o Monterrey.

"En la capital hidalguense se realizan en la Beneficencia Española y, en breve, con la apertura de la Clínica de la Obesidad, en Intermédica".

Agrega: "Es hacer una clínica con las mismas características que las de Estados Unidos para atender a los pacientes como se merecen".

EQUIPO DE TRABAJO

Por la preocupación de aumento de obesidad en los mexicanos, nuestro protagonista creó el Grupo Surglap.

Incluso abrió una página en la red electrónica denominada www.surglap.com

Aquí vienen indicaciones. Ejemplifica si eres candidato a cirugía.

Para agilizar el proceso hay unos cuestionarios. Una vez resueltos, se habla por teléfono a efecto de hacer una cita. Se tienen que presentar con el documento contestado con la finalidad de abreviar la consulta.

Para los interesados fuera de Pachuca hay promociones de paquetes.

Este médico por vocación, porque es su pasión ayudar a las personas, estudió en la Escuela de Medicina de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo.

Su amor por ayudar al prójimo lo empujó a participar en cirugía extramuros dirigida a gente de escasos recursos económicos, en el Hospital Ángeles.

Las campañas de cirugía extramuros tienen cinco años realizándose en el estado y lo hacen mediante mínima invasión. Generalmente son vesículas, reflujos, histerectomías, hernias, apéndice, a veces cirugía abierta.

El año pasado se efectuaron cuatro campañas en seis meses. Fue en Huejutla, Ixmiquilpan y Apan. En Hidalgo se han beneficiado cerca de 520 pacientes.

"Estas acciones han causado eco con los compañeros cirujanos, se han sumado al equipo".

En planes, González Santamaría tratará de certificarse por ASMBS, que es la Asociación de Cirugía Metabólica y Bariátrica de Estados Unidos.

"La medicina cambia día tras día. Sugiero a los jóvenes que siempre se preparen y persigan sus sueños. Siempre luchando para lograr lo que se proponen".

Sonia Nochebuena
Boris Ortuño Numbela, médico traumatólogo, en el Estado de México, pesaba 155 kilos. Hoy, 100.
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 2443 veces