Inicio > Cirugía bariátrica > Un nuevo estudio revela riesgos en las operaciones para obesos

Un nuevo estudio revela riesgos en las operaciones para obesos

Ante el creciente problema de la obesidad, cada vez más pacientes son sometidos a una operación quirúrgica para perder peso. De hecho, tan sólo en Estados Unidos, cada año se realizan 170.000 operaciones de este tipo

Sin embargo, un nuevo estudio en ese país ha descubierto que esta operación puede provocar pérdida de memoria y otras complicaciones.

La investigación, publicada en 'Neurology', la revista de la Academia Estadounidense de Neurología, encontró que el procedimiento provoca un trastorno llamado encefalopatía de Wernicke.

Esta condición afecta el sistema nervioso y el cerebro y puede provocar confusión y dificultad en la coordinación de movimientos.

Los investigadores afirman que la causa de este síndrome es la falta de vitamina B1 -o tiamina- y que el vómito frecuente que provoca la cirugía puede conducir a ese trastorno.

Otros expertos señalan, sin embargo, que los riesgos de la cirugía son mucho menores comparados con los riesgos de vivir con una obesidad severa.

Y a menudo, dicen, las complicaciones de la operación se deben a un mal seguimiento postoperatorio.

"Es vital la colaboración del paciente para obtener buenos resultados con la operación", afirma el doctor Mauricio Franco, especialista en cirugía bariátrica de la Clínica para la Obesidad, en Colombia.

"Y para eso es necesario que el paciente entienda perfectamente toda la técnica que se está utilizando".

El estudio, llevado a cabo en la Escuela de Medicina de la Universidad de Wake Forest, en Carolina del Norte, Estados Unidos, identificó 32 casos de encefalopatía de Wernicke después de cirugía para reducción de peso.

Según los expertos, este procedimiento debe ser el último recurso para los pacientes que después de dietas o tratamientos tradicionales no logran reducir ni mantener su peso.

La cirugía bariátrica consiste en reducir, por medio de diversas técnicas, la capacidad del estómago.

Éstas pueden ser el bypass gástrico, la banda ajustable, balón intragástrico y gastroplastía o grapado gástrico.

De los 32 pacientes con el síndrome, 13 lograron una total recuperación, pero los otros continuaron experimentando problemas, como pérdida de memoria.

La cirugía para bajar de peso, o cirugía bariátrica, es un tratamiento diseñado para pacientes con obesidad clínicamente severa u obesidad mórbida.

Síntomas
El estudio encontró que el síndrome de encefalopatía de Wernicke ocurría de uno a tres meses después de un procedimiento quirúrgico para reducción de peso, por ejemplo el bypass gástrico.

Sin embargo, uno de los casos estudiados ocurrió después de 18 meses de que se practicó la cirugía.

Los autores de la investigación afirman que las personas que se han sometido a esta operación deben tomar los suplementos vitamínicos que se les han recetado.

Asimismo, subrayan que los pacientes deben permanecer atentos al desarrollo de síntomas como vómito, confusión, cambios visuales y falta de coordinación.

"Obviamente la modificación que hacemos del tránsito de la comida a través del tubo digestivo hace que se dificulte la absorción de vitaminas", afirma el doctor Mauricio Franco.

Es por eso, agrega, que es muy importante que el médico tenga un seguimiento regular del paciente.

"Por lo general, cuando hemos encontrado alteraciones es porque el paciente no está siguiendo unos buenos hábitos alimenticios o no está llevando a cabo la suplementación indicada".

Tal como señala el doctor Franco, no se debe descartar la cirugía bariátrica, porque los riesgos de esta intervención son mucho menores que los riesgos de una obesidad severa.

"La calidad de vida de una persona obesa mejora radicalmente con la cirugía bariátrica", afirma el experto.

"Y los detalles de seguimiento que pudiera tener esta operación son mucho menores que los riesgos de la obesidad y todas sus complicaciones".

"Pero es un procedimiento que se debe manejar con responsabilidad, tanto del médico como del paciente y su familia", afirma el experto.

Ante el creciente problema de la obesidad, cada vez más pacientes son sometidos a una operación quirúrgica para perder peso. De hecho, tan sólo en Estados Unidos, cada año se realizan 170.000 operaciones de este tipo
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 8702 veces