Inicio > Cirugía bariátrica > Inédita cirugía a una súper obesa en Argentina

Inédita cirugía a una súper obesa en Argentina

Los médicos utilizaron una técnica moderna. Se prevé que baje 50 kilos en un año

Totalmente favorable es el post operatorio inmediato de una mujer súper obesa que  fue sometida una cirugía llamada "manga gástrica" por vía laparoscópica. Una práctica muy moderna y mínimamente invasiva.

"Es tan nueva que a nivel mundial lleva dos años, y alrededor de un año en la Argentina", resaltaron los cirujanos Ezequiel Fernández y Adrián Cornejo Costas, del grupo médico que la intervino en el sanatorio Parque.

Se trata de un equipo dedicado al estudio y tratamiento de la obesidad que en el último año lleva realizadas 25 cirugías del tipo "cinturón gástrico" y dentro de 20 días hará la primera de "by pass gástrico"; todas con técnicas de video laparoscopía a través de pequeños tubos que se introducen a través del ombligo; uno de esos tubos es una microscópica cámara de televisión que va enviando la imagen a una pantalla, los otros son herramientas quirúrgicas.

Bariátrica
Fernández es un especialista en cirugía bariátrica de Buenos Aires y viaja expresamente a Salta para dirigir el equipo en cada oportunidad. Explicó que la cirugía bariátrica es un acto quirúrgico destinado a lograr el descenso de peso en un paciente obeso severo. Hay varios tipos de procedimientos gástricos (banda, by pass, manga), siendo el objetivo de todos impedir que el paciente coma tanto, "para que se llene con poco".

Se estima que en Argentina, el 55% del total de la población tiene sobrepeso y entre el 1 al 3% es obesa. En la provincia equivale a decir que unos 600 mil salteños sufren de sobrepeso y habrían unos 20 mil obesos. El término "sobrepeso" es cuando la balanza indica que hay un 20% de más; en tanto que "obeso" es quien pesa por arriba del 40% de lo que le corresponde.

A un paciente, a partir de los 35 a 40 kilos más de peso, se lo considera obeso mórbido o severo, lo que en términos simples significa que además de su mala calidad de vida está en riesgo de muerte por las enfermedades asociadas; hipertensión, diabetes, trastornos cardíacos y respiratorios, renales y hepáticos, graves problemas en sus articulaciones y cánceres de distinto tipo.

A la pregunta ¿por qué tratar con cirugía a los obesos?, Fernández dijo que son personas que a esas alturas registran un 98% de fracaso en los tratamientos tradicionales, incluyendo dieta y actividad física. Es el último recurso para salir de una enfermedad que los está matando. "En todas partes del país, todos los días fallecen obesos mórbidos. Ocurre que en los registros figura como causa de muerte, por ejemplo, infarto, accidente cerebro vascular o insuficiencia respiratoria".

Y resaltó que la obesidad es una epidemia global, que está afectando aceleradamente a la población, incluyendo la infancia. Y en todo el mundo los ojos de la comunidad médica están puestos básicamente en la adolescencia, "que es el sector donde más aumenta, por la incidencia de la comida chatarra, entre otros factores".


Pesaba 150 kilos y debía tener 68
De la paciente operada ayer, Adrián Cornejo Costas dijo que es una mujer de esta capital, profesional, de 40 años, súper obesa. Su peso normal debía ser 68 kilos pero pesaba 150, o sea, más del doble.

"Era obesa mórbida grado 5, o sea, el último, extremo, el de mayor riesgo. Estaba con hipertensión arterial severa, resistencia a la insulina, cardiopatías, insomnio, muy mala calidad de vida y adaptación psicosocial. Sufría riesgo alto de muerte por infarto".

Tras la evaluación a su caso, se le indicó la cirugía del tipo "manga gástrica". Así, ayer y con técnicas de video laparoscopía se le sacó gran parte del estómago "para conseguir la restriccion en la ingesta de alimentos. Ahora se va a llenar con la cuarta parte de lo que estaba acostumbrada a comer".

Las previsiones son que de aquí a dos meses pierda 20 kilos, los que al término de un año sean 50. Todo bajo la supervisión y acompañamiento de un equipo multidisciplinario que integran médicos, nutricionistas, psicólogos y hasta un entrenador personal para su actividad física.

Esta operación duró exactamente una hora. "La paciente salió despierta del quirófano, dentro de un par de horas la haremos sentar y caminar un poco y a las 48 horas post quirúrgicas se irá a su casa, o sea, este lunes. Y ya en una semana estará totalmente reintegrada a su actividad normal".

De los 25 pacientes salteños anteriores, operados con "cinturón gástrico", dijo que "están todos bajo control, con muy buen descenso, algunos ya alcanzaron su peso ideal. Uno que tenía 200 kilos, ya está en 100, la mitad".

"Son técnicas quirúrgicas para poder comer menos"
Los especialistas resaltaron que la cirugía baríatrica es un tratamiento quirúrgico contra la obesidad, cuyo único fin es que el paciente coma menos; porque después de la operación consumen porciones muy pequeñas, ya que "se llenan antes".

Las técnicas que utiliza el equipo que dirigen los doctores Fernández y Cornejo Costas, son tres. La primera es el "cinturón gástrico" que consiste en una banda que se coloca en la parte superior del estómago, que al ajustarlo lo divide en dos; el alimento queda estancado en la parte de arriba, con lo que la persona queda satisfecha o "llena". Está indicada para obesos "no dulceros", para los que prefieren lo salado, ya que la banda frena el ingreso al estómago de alimentos sólidos (carne, pizza, empanadas), pero deja pasar libremente helados, chocolates y otros dulces.

Otro tipo de cirugía es el "by pass gástrico" (el que tuvo Maradona), donde se corta una parte del intestino y se une al estómago. Así, en "el dulcero" por ejemplo, los chocolates no se absorverán del todo ya que gran parte caerá directamente al intestino y lo terminará evacuando. Este by pass "fracasa cuando el paciente cambia su adicción a la comida por la adicción al alcohol, que tiene muchísimas calorías; 4 bebidas blancas equivalen a 10 milanesas".

La tercera técnica es la de ayer, la "manga gástrica". Consiste en cortar y sacar la parte más ancha del estómago, que queda como un tubo y con un cuarto de su capacidad. "O sea, el paciente va a comer un cuarto de lo que comía antes. Y como en esa porción ancha del estómago que se saca se producen algunas hormonas que dan apetito, al tiempo que tiene menos apetito le entra menos comida".

En nuestro medio, cualquiera de las tres cirugías cuesta en total entre 20 mil a 30 mil pesos. Hasta ahora en Salta, ninguna de las obras sociales mayoritarias las cubre.
Los médicos utilizaron una técnica moderna. Se prevé que baje 50 kilos en un año
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 9418 veces