Inicio > Cirugía bariátrica > Hospital amplía su oferta para tratar la obesidad mórbida

Hospital amplía su oferta para tratar la obesidad mórbida

Más de 200 pacientes con un índice de masa corporal superior a 40 han sido atendidos en el Hospital General de Ciudad Real

El Hospital General de Ciudad Real ha incorporado la técnica de la gastrectomía tubular a su Programa de Cirugía Bariátrica para tratar quirúrgicamente por vía laparposcópica a pacientes con obesidad extrema de muy alto riesgo.

Esta nueva modalidad de cirugía no sustituye al tradicional By pass gástrico que continuará siendo la técnica quirúrgica de referencia para tratar la obesidad mórbida en el Hospital de Ciudad Real, sino que se aplicará a un grupo concreto de pacientes en los que el beneficio está demostrado por el menor tiempo operatorio, la disminución de complicaciones y, en definitiva, una mejor la calidad de vida.

La gastrectomía tubular se aplica como paso previo para realizar una intervención posterior a pacientes con una obesidad extrema de muy alto riesgo o de forma definitiva a obesos con otros problemas médicos graves y con diabetes rebelde al tratamiento con insulina.

Esta intervención, que se lleva a cabo por vía laparoscópica, busca la saciedad precoz del paciente mediante la extirpación de un 80 por ciento del estómago, sin tocar para nada el instestino y preservando el píloro. El aspecto novedoso es la eliminación de una porción del estómago que es responsable de la producción de una hormona denominada Grelina, que en los últimos años ha demostrado tener un papel importante en la estimulación del apetito a nivel cerebral, lo que permite al paciente comer menos cantidad y no pasar hambre.

El Servicio de Cirugía General y Aparato Digestivo del Hospital de Ciudad Real viene desarrollando en los últimos años un programa de cirugía bariátrica de forma satisfactoria, por el que ya han pasado más de 200 pacientes intervenidos bajo la técnica de By pass gástrico y abordaje mínimamente invasivo que ofrece diversas ventajas sobre la cirugía abierta, como es la disminución en el tiempo de intervención y de las molestias postoperatorias, una recuperación más rápida y unos mejores resultados estéticos.

La técnica utilizada para el tratamiento quirúrgico de la obesidad mórbida consiste en reducir quirúrgicamente la capacidad gástrica, creando un pequeño estómago desde donde la comida se deriva directamente al intestino delgado, lo que favorece la saciedad precoz y una peor absorción de los alimentos que tiene como principal resultado una pérdida de peso permanente.

La experiencia acumulada en el centro sanitario ciudadrealeño determina unos resultados excelentes, tanto por el bajo índice de reoperaciones a largo plazo por la insuficiente pérdida de peso, como por la reducción de entre el 65 y el 75 por ciento de peso a los cinco años de ser intervenidos, lo que favorece una mejor calidad de vida de los pacientes.

La obesidad mórbida o severa es una enfermedad crónica por depósito excesivo de grasa que se define como un índice de masa corporal superior a 40 (IMC=peso en kg/talla en m2) y que está causada por diversos factores, incluido el hereditario. Entre las enfermedades asociadas más frecuentes se encuentran la diabetes, la hipertensión arterial y la insuficiencia coronaria, lo que provocan que el paciente posea una calidad de vida deficiente y tenga un riesgo elevado de sufrir complicaciones severas que comprometen su expectativa de vida.
Más de 200 pacientes con un índice de masa corporal superior a 40 han sido atendidos en el Hospital General de Ciudad Real
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 6020 veces