Inicio > Cirugía bariátrica > Cirugía drástica para obesidad drástica

Cirugía drástica para obesidad drástica

La cirugía para tratar la obesidad severa se está expandiendo a una tasa muy rápida, y con toda razón. Aunque la cirugía gastrointestinal es un último recurso, está probado que es la única técnica para perder mucho peso y mantenerse así

A nivel mundial la obesidad se está convirtiendo ya en una epidemia, un problema de salud que afecta todas las áreas de la vida de las personas que la padecen. Es un padecimiento que se está expandiendo con demasiada rapidez, debido a diversos factores. La herencia puede ser una causa, pero la vida sedentaria, el poco o nulo ejercicio y la ingesta excesiva de calorías, aunado al ritmo de vida tan acelerado que se tiene, parecen ser las principales causas del sobrepeso y la obesidad.
Aunque existen diversas alternativas para perder peso, la cirugía bariátrica es la única que ha probado ayudar al paciente a perder mucho peso y mantenerse así. Esto puede ser algo bueno para los pacientes super obesos, pero para la medicina y la ciencia, es una falla a tratar de encontrar alternativas o soluciones menos drásticas para combatir el creciente problema de salud que es la obesidad.
Existen dos tipos principales de cirugía para tratar la obesidad. Uno de ellos es el lap band, en donde la colocación de una banda ajustable crea una bolsa pequeña en el estómago, limitando con ello la cantidad de comida que se puede comer cada vez.
La otra técnica combina la restricción del estómago y cortar parte del intestino delgado para reducir el área que absorbe las calorías y los nutrientes. Ambos procedimientos logran que el paciente pierda peso, pero este enfoque combinado es mucho más efectivo que el otro.
La combinación de lo restrictivo y lo mal absorbente ha probado ser más efectivo al producir una pérdida de peso a largo plazo. Si los pacientes comen mucho o demasiado rápido, sienten malestar inmediatamente.
Los pacientes que se han realizado la operación de bypass gastrico, por lo regular pierden una gran cantidad de peso los primeros dos años, luego suben un poco y se estabilizan posteriormente. Un estudio demuestra una pérdida de peso promedio de 50 kilos después de 14 años, más de la mitad del exceso de peso de los pacientes antes de realizarse la cirugía bariátrica. Un análisis hecho por la Escuela de Medicina de Dartmouth encontró que la operación de bypass gástrico podría incrementar el tiempo de vida dos o tres años más que el promedio.
Debido a todos estos éxitos, el volumen de operaciones en los Estados Unidos se ha triplicado en los últimos años, de menos de 20 mil en 1995 a más de 60 mil este año. Este incremento es debido al número creciente de americanos obesos que hay en el país, a las mejoras en las técnicas de cirugía, los testimonios de celebridades que se han realizado la cirugía y presumen sus éxitos, y el deseo de las aseguradoras de pagar por la cirugía como una alternativa más barata, en vez de pagar por todos los costos del cuidado de la salud que se derivan de las complicaciones que la obesidad acarrea. Estas cirugías por lo regular cuestan 20 mil dólares en los Estados Unidos, o un poco más.
Ambos tipos de operaciones conllevan riesgos, como toda cirugía. Uno de cada 100 a 200 pacientes muere debido a complicaciones o al momento de la cirugía. Muchos pacientes tienen deficiencias nutricionales y algunos necesitarán cirugías posteriores para reconstruir su cuerpo después de la pérdida de peso tan severa. Y a pesar de que pierden muchos kilos, muchos pacientes siguen por encima de su peso ideal. La cirugía se recomienda solamente para aquellas personas severamente obesas (100 libras o más para los hombres, 80 libras extra en las mujeres) o si no tienen obesidad mórbida, pero su sobrepeso les ocasiona problemas de salud como puede ser la diabetes.
Conclusión: La cirugía es el último recurso para aquellos que no pueden bajar de peso con ningún otro método.
Adiós Obesidad ofrece una alternativa para todas aquellas personas con obesidad y que tengan complicaciones médicas derivadas del sobrepeso.
Cecy García
Psicología Bariátrica
www.adios-obesidad.com/

Acerca del autor:
Cecy Garcia Duran es licenciada en psicología, especialista en psicología bariátrica o de obesidad, trastornos alimenticios y emocionales. Egresada de ELPAC (Escuela Libre de Psicología AC).


La cirugía para tratar la obesidad severa se está expandiendo a una tasa muy rápida, y con toda razón. Aunque la cirugía gastrointestinal es un último recurso, está probado que es la única técnica para perder mucho peso y mantenerse así
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 3446 veces